80 años de Gernika, ochenta años sin olvido

En estos días de homenajes fascistas, Sanjurjos, Utreras Molinas, caras al sol y barrigas llenas se hace imperativo recordar una efeméride infame que llevó el nombre de la villa de Gernika a ser conocida en todo el mundo primero por su criminal destrucción y luego inmortalizada en el lienzo del genial Picasso. Fue un lunes 26 de abril de hace ochenta años y aunque en repetidas ocasiones se ha intentado achacar a que se trataba de un día de mercado, en honor a la verdad hay que decir que con motivo de la cercanía del frente de guerra y los recientes bombardeos de poblaciones vecinas, el ambiente no estaba para muchos festejos. No se puede descartar que ese día el suelo estuviera más concurrido de lo normal pero desde luego no como solía ser lo habitual habiendo feria.

gernika.jpg

Aún hoy en día se sigue manteniendo por parte de los discípulos franquistas que la motivación del ataque sobre Gernika fue exclusivamente militar debido a su enclave geoestratégico y a sus comunicaciones y puentes. A pesar de la naturaleza de las bombas incendiarias y el ametrallamiento contra la población civil, parece ser que lo importante era la destrucción de fábricas armamentísticas y los puentes que quedaron totalmente intactos. Serán estériles cuantas pruebas se aporten para quienes no quieran ver en la destrucción de la villa el único propósito de aterrorizar a los habitantes y de paso minar la moral de la resistencia republicana de cara a tomar Bilbao que caería dos meses después.

Si alguna polémica ha enfrentado a historiadores serios en el suceso del bombardeo han sido dos no exentas de interés y hoy día no resueltas satisfactoriamente. A saber, el número de víctimas mortales y la procedencia de la orden directa del ataque aéreo. De la primera estoy convencido de que nunca se podrá saber mas que una ligera aproximación y pese a que el baile de cifras puede resultar escandaloso, desde los pocos más de ciento cincuenta  muertos hasta casi los dos mil que algún trabajo recientemente publicado mantiene, yo me inclino por la cifra cercana a los doscientos fallecidos. De la segunda polémica aún es pronto para tirar la toalla y resignarse en atribuir la responsabilidad directa a Franco basado en el sentido común de las órdenes de mando. No se conoce documento donde se acredite la orden por escrito del dictador y puede que ni siquiera exista pero ello no implica que no fuese así. Lo que cuesta digerir es la teoría de que conociendo las amenazas precedentes del general Mola y los bombardeos sobre Madrid de los cuales Franco sí estaba perfectamente al tanto, la aviación alemana tuviese la disparatada ocurrencia de llevar a cabo dicha acción sin consultar  previamente a la cadena de mando franquista.

Sea como fuere el resultado fue el que conocemos ochenta años después. La mayor parte de Gernika arrasada por las bombas y el fuego que originaron cuyo incendio se mantuvo durante tres días hasta lograr sofocarlo. Miles de familias marcadas a fuego por el terror y la acusación del gobierno franquista de que el incendio debía atribuirse a las “hordas rojas” al igual que hicieron en Durango. Solo que esta vez los corresponsales y los observadores fueron testigos de primera mano.

Ese 26 de abril la línea del frente estaba situada a pocos kilómetros de Durango. La masacre comenzó sobre las 16:30 horas. Un bimotor alemán modelo Dornier 17 que había despegado de Burgos lanzó varias bombas de cincuenta kilos. A continuación tres Savoia italianos modelo 79 procedente de Soria arrojaron más de treinta bombas de cincuenta kilos que causan grandes desperfectos y víctimas. Sobre las 17:00 horas un solitario Heinkel 111 lanza bombas de doscientos cincuenta kilos. Sobre las 18:00 otro Heinkel del mismo modelo pero escoltado por cinco cazas Fiat CR-32 hacen otra batida sobre Gernika. Pero con todo el ataque más dañino es el último llevado a cabo por diecinueve Junker 52 que arrojan las famosas bombas incendiarias de unas veinte toneladas. Los cazas que escoltaron a los Junkers son los encargados de ametrallar a la población que huía despavorida del fuego.

He aquí el “glorioso” comportamiento del ejército fascista como describía en hace pocos años un coronel de nuestro Ejército llamado José Ramón Ávila Bajardí en la publicación “Aeroplano” editada por el Ejército del Aire, quien hablaba en estos termino de la aviación italiana durante la Guerra Civil:
“Con la guerra de España se cierra una época gloriosa para los cazas, comenzada antes en las trincheras de la gran guerra; la de los combates maniobrados, las prolongadas persecuciones y los duelos acrobáticos. Se había abierto la era de los enfrentamientos fulminantes, las ráfagas disparadas desde lejos a bordo de veloces monoplanos, robustos y bien armados, menos adecuados para las acrobacias en formación. Los altos mandos de la Aviación, cegados por los indudables éxitos conseguidos, tardaron, sin embargo, en darse cuenta y continuaron prefiriendo los manejables biplanos por sus competencias de aviación defensiva”.

guernica1 (1).jpg

Todo ese sufrimiento y horror sería reflejado de manera inigualable por Pablo Picasso en su inmortal “Guernica” que se ha convertido en todo un inocuo artístico del siglo XX y que fue creado para la exposición internacional de París de 1937. De hecho el cuadro se pintó en los dos meses posteriores al bombardeo a petición del Gobierno republicano al artista malagueño con el propósito de reivindicar la causa republicana en dicha exposición.

Así que cuando leamos noticias sobre homenajes a “ilustres” personajes o entierros rodeados de honores y parafernalia varias, llámense García -Morato, Sanjurjo, Utrera Molina, o cualquier otro que puso su granito de arena para que los cuarenta años de fascismo español llegase a buen puerto, no estaría de mas volver la vista atrás y escuchar la voz desgarrada de esa madre con su hijo muerto en sus brazos.

Autor: Jordi Pedrosa

Por un 1€ puedes hacer que sigamos adelante. Pincha el enlace y apoya con #1EuroPorLaMemoria: TEAMING

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

Cuando las ranas no se convierten en príncipes

El pasado 24 de abril, sobre las 5 de la tarde, compareció Esperanza Aguirre y Gil de Biedma, Condesa de Bornos (para más seña), concejal del PP en el Ayuntamiento de Madrid, en rueda de prensa para presentar su dimisión y retirada de la vida política a raíz de la detención del expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.

Algo ya previsible, pero no por eso menos esperado, tras el escándalo político que ha causado la detención e imputación de Ignacio González, sospechoso  de participar en una red de corrupción e irregularidades en la gestión del Canal Isabel II.

imagen-sin-titulo (1).jpg

No es la primera dimisión de la condecorada condesa y Grande de España, Esperanza Aguirre, por motivos de corrupción de sus colaboradores políticos. Como si de una novela por entrega se tratase, se van añadiendo capítulos a una trama que ha desembocado con esta nueva dimisión y con políticos que ostentaron altos cargos dentro de la política nacional ante el juez y en la cárcel.

Si miramos la trayectoria política de Esperanza Aguirre veremos que ha habido de todo. Y siempre no exenta de polémica. Gobernando con absolutismo y al modo de la más rancia derecha nacional.

Empieza en política en 1983 en el partido Unión Liberal, que posteriormente se fusionó con el Partido Liberal, llegando a ser concejala en el Ayuntamiento de Madrid. En 1987 abandona este partido y se une a Alianza Popular volviendo a ser concejala en la oposición. Ya convertida Alianza Popular en Partido Popular (PP) vuelve a ser concejala, en este caso de Medio Ambiente, tras una moción de censura presentada por el PP contra el entonces alcalde socialista José Antonio Segurado. A partir de ahí y hasta 1996 repite en varias legislaturas como concejala, tercera teniente de alcalde y primera teniente de alcalde. En 1995 ostenta además la portavocía del PP en el grupo municipal y es nombrada consejera de Caja Madrid en representación del Partido Popular.

En las elecciones generales de 1996 fue candidata del Partido Popular al Senado por Madrid, tras su nombramiento como miembro del Comité Ejecutivo Nacional del Partido y fue elegida senadora. El nuevo presidente del Gobierno, José María Aznar, la nombró ministra de Educación y Cultura, cargo en el que estaría hasta 1999 siendo sucedida por Mariano Rajoy.

Fue presidenta del Senado desde febrero de 1999 hasta octubre de 2002. Senadora por la circunscripción de Madrid desde 1996 fue propuesta por el PP para ocupar el cargo de presidenta del Senado. En marzo de 2000 repite elección para la Cámara Alta. Renunció a su escaño para presentarse a las elecciones a la Comunidad de Madrid.

La primera vez que llega a ser presidenta de la Comunidad de Madrid en 2003, fue una premonición de lo que desde entonces ha sido una tónica general dentro de sus mandatos, el escándalo político y la corrupción. Al no conseguir el PP la mayoría absoluta, se barajaba un gobierno bipartito del PSOE-Federación Socialista Madrileña e Izquierda Unida. Sin embargo esto no llegó a ocurrir debido al oportuno transfuguismo de los socialistas Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez.

La investigación que se abrió a raíz de este hecho fue bloqueada por el Fiscal General del Estado, Jesús Cardenal, nombrado por el gobierno de José María Aznar. En una comisión abierta posteriormente en el parlamento madrileño quedó demostrado que los tránsfugas habían obrado de acuerdo con el PP y q habían llamado desde su escaño a un conocido abogado del Partido Popular para concertar sus movimientos, que las habitaciones de hotel en las que se refugiaron, protegidos por guardaespaldas colaboradores habituales de Intereconomia, fueron pagadas por dos conocidos militantes y constructores del PP, Francisco Bravo y Francisco Vázquez, y que se habían reunido con el responsable de las finanzas del Partido Popular en la comunidad, Ricardo Romero de Tejada. Se descubrió adicionalmente que otro empresario urbanístico simulaba tener contratado a Romero de Tejada en una tienda de fotocopias de su propiedad. Los dos constructores implicados obtuvieron poco después una recalificación de sus terrenos del municipio de Villaviciosa de Odón que permitió aumentar su edificabilidad. La comisión de investigación fue suspendida con los votos del Partido Popular.

esperanza-aguirre-y-sus-ranas.jpgimagen: http://movimiento-red.net/noticias/noticias/juan-soler-delincuente-pp-de-getafe

Al no poder formar un gobierno con mayoría absoluta, Esperanza Aguirre solicita la disolución de la asamblea de la Comunidad de Madrid y la convocatoria de nuevas elecciones, que gana esta vez con mayoría absoluta convirtiéndose en presidenta de la comunidad madrileña.

En las dos siguientes elecciones autonómicas, 2007 y 2011, vuelve a conseguir mayoría absoluta, siguiendo al frente de la Comunidad de Madrid.

En su gestión como presidente de la comunidad madrileña no perdió el tiempo y aplicó la política de recortes y privatización que caracteriza al PP. Dentro de la Sanidad se perdió la gratuidad de las vacunas del neumococo y el acceso gratuito al cambio de sexo. Comenzó el proceso de privatización de la sanidad madrileña, entregando la gestión de cuatro hospitales públicos y de los centros del área sanitaria 14 de Madrid a la empresa privada Capio Sanidad, además de otros siete hospitales a empresas constructoras. Estos hospitales fueron posteriormente alquilados para el uso público por la Comunidad de Madrid, produciéndose un desajuste descomunal entre el precio de construcción y el precio de alquiler. El Hospital de Torrejón de Ardoz, por ejemplo, costó unos 139 millones de euros. Sin embargo el precio de alquiler ascendió a la cantidad 2100 millones de euros por un periodo de 30 años. Paradójicamente la construcción de nuevos hospitales no supuso una mejora en el servicio sanitario si no que por el contrario provocó el cierre de ambulatorios en Aranjuez, Arganda o Alcobendas.

Otra de las polémicas desatadas bajo el mandato de Esperanza Aguirre al frente de la comunidad fue la manipulación política denunciada por los directivos y trabajadores de la televisión autonómica Telemadrid, siempre en favor del gobierno de la lideresa PePera, con censura y manipulación informativa, así como la situación económica del medio de comunicación autonómico.

La sospecha de haber cometido espionaje también ha salpicado a Esperanza Aguirre, realizado por empleados de seguridad de la Comunidad Autónoma en las personas de Manuel Cobos, vicealcalde de Madrid, y Alfredo Prada, ex vicepresidente y ex consejero regional. La acusación fue de malversación de fondos públicos. El caso fue sobreseído en 2010 pero reabierto en 2011 por la Audiencia Provincial de Madrid, al considerar que existían suficientes indicios de que se había cometido un delito.

Tampoco se libra Esperanza Aguirre de la trama del caso Gürtel. Los alcaldes del PP de Majadahonda, Arganda del Rey, Pozuelo de Alarcón o Boadilla del Monte adjudicaron presuntamente contratos millonarios a la red de Francisco Correa a cambio de comisiones ilegales. El principal imputado en la trama, Alberto López Viejo, colaboraba con Esperanza Aguirre ya en el Ayuntamiento de Madrid, desde donde la presidenta se lo llevó al gobierno de la Comunidad, nombrándolo vice consejero de presidencia y consejero de deportes.

_635501224362094928w_2ae8f043.jpg

Las campañas electorales de Esperanza Aguirre de 2003 y 2004 fueron financiadas con donaciones de empresarios que contrataban con el gobierno del PP y a los que posteriormente se les adjudicarían mas de 200 contratos. Estas donaciones se entregaban a una fundación fantasma llamada Fundescam, de la que era presidenta Esperanza Aguirre. En 2012, la Agencia Estatal de Administración Tributaria presentó un informe ante el juez de la Audiencia Nacional en el que según sus investigaciones se aportaban pruebas de una posible financiación ilegal, y de la existencia de facturas falsas extendidas por empresas de la trama Gürtel a la fundación Fundescam por servicios prestados al partido en las campañas. La Fiscalía Anticorrupción no continuó la investigación al estar ya prescrito el presunto delito.

Pero la Condesa de la Corrupción no se conformaba con amparar a corruptos o a participar directamente en las tramas. Tampoco le temblaba la mano a la hora de vulnerar los derechos laborales. En 2010, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid falló en contra de la Comunidad de Madrid por los decretos que fijan los servicios mínimos en las huelgas. El gobierno de Esperanza Aguirre vulneró el derecho constitucional de huelga al imponer unos servicios mínimos desorbitados durante la huelga general de septiembre de 2010, la huelga de los trabajadores del Metro de Madrid de junio del mismo año y la huelga de los trabajadores del Instituto Madrileño del Deporte.

Y aunque ella afirma por activa y por pasiva no haberse enriquecido jamás personalmente a costa de las arcas públicas, no podemos pasar por alto lo sospechoso que resultan diversas decisiones tomadas que han favorecido a su familia. Por ejemplo, la recalificación y venta de terrenos de la familia política de Esperanza Aguirre para urbanizar la “Ciudad Valdeluz”, en la provincia de Guadalajara, a unos 8 kms de la capital castellano-manchega y donde el entonces ministro de Fomento del gobierno del PP creara allí un apeadero del AVE, en Guadalajara-Yebes, en vez de situarlo en Guadalajara capital. La susodicha estación del AVE recibía en 2013 tan solo 70 viajeros al día.

En el municipio madrileño de Villanueva de la Cañada, unos tíos maternos de Esperancita ganan 2 millones de euros en seis años por la recalificación de unos terrenos de su propiedad, ordenada por Enrique Porto, director general de urbanismo, nombrado por esta Grande de España. También en Tres Cantos se llevan a cabo especulaciones similares. Siempre hay de por medio algún proceso de recalificación casual y conveniente para los intereses de la “famiglia”.

Esperanza Aguirre no ha perdido el tiempo mientras ha desempeñado los diferentes cargos públicos que han caído en sus manos. Nos ha tenido entretenidos con sus desaires, sus salidas de tono, sus enfrentamientos con los agentes de movilidad cuando en 2014 fue sancionada por aparcar en un carril bus y posteriormente darse a la fuga, derribando una motocicleta de la autoridad. No tiene desperdicio esta señora.

Pero quizás lo más entretenido de todo han sido sus sucesivas dimisiones y reapariciones. La primera fue en 2012 de su cargo de presidenta de la Comunidad de Madrid, alegando motivos personales y de salud. Ya entonces nos obsequió con unas lágrimas de cocodrilo que nadie se creyó. Y le dio la alternativa a su delfín Ignacio González. Quizás como punto curioso, Esperanza Aguirre sucedió en la presidencia de la comunidad a Alberto Ruiz Gallardón, ese que hace pocos días llevaba a hombros el féretro de su suegro, uno de los ministros más crueles y sanguinarios del régimen franquista, José Utrera Molina, mientras se entonaba el Cara al Sol, brazo en alto y fue sucedida por el personaje que se permitió enriquecerse a costa de fondos públicos, montando una trama corrupta digna de un guion de Hollywood.

En 2014 la salpica otro caso de corrupción dentro de su círculo de confianza, aunque esta vez no dimite de ningún cargo. Entonces aún era Presidenta del PP de Madrid. En esta ocasión, Francisco Granados, secretario general del PP de Madrid entre 2004 y 2011, exsenador, consejero de Presidencia, Justicia e Interior y Transportes de la Comunidad de Madrid, fue el protagonista del culebrón, tras ser detenido por si implicación en la Operación Púnica. Recordemos que esta trama de corrupción adjudicó servicios públicos por valor de 250 millones de euros en dos años a cambio de pagos y comisiones ilegales. En esos momentos Esperanza Aguirre declaró: Si hubiera tenido la sospecha más mínima, habría actuado con prontitud“. Para su desgracia se llegó a saber que ya en 2008, o sea 6 años antes, tenía conocimiento de la presunta trama encabezada por su entonces número dos, Francisco Granados. Lo que ocurrió es que tuvo un conveniente ataque de amnesia selectiva. ¿Quizás porque fue por aquella época cuando su familia se beneficiaba colateralmente de la trama?

En 2015, y designada por el propio Mariano Rajoy, vuelve a la política activa y se presenta como candidata a la alcaldía de Madrid en las elecciones municipales. Pero al no llegar a un acuerdo con el PSOE, Manuela Carmena de Ahora Madrid ocupa el puesto de primera edil de la capital de la nación. Su frustración por este hecho la lleva a un nuevo intento de hacerse con la alcaldía, pero nuevamente solo recibe calabazas socilaistas.

Pero llega el año 2016 y nuevamente Esperanza se ve ante el dilema de que se verse involucrada en un nuevo caso de financiación ilegal del PP. Registros llevados a cabo en el domicilio y los despachos de Javier López Madrid, miembro del consejo de administración de  OHL y yerno del empresario Juan Miguel Villar Mir y también el despacho de la calle Génova, 13, del exgerente del PP en Madrid, Beltrán Gutiérrez Moliner, descubren pagos del empresario de decenas de miles de euros al Partido Popular de Esperanza Aguirre.  Delitos de cohecho y blanqueo de capitales flotan en el aire. Vuelve a hablarse de la Operación Púnica, de Francisco Granados y de las Tarjetas Black. Segunde dimisión de Esperanza Aguirre, esta vez como Presidente del PP de Madrid. Pero no sin haber pasado antes por la Comisión de Corrupción de la Asamblea de Madrid, dónde declaró: “Que yo sepa no ha habido financiación ilegal en el PP de Madrid.” O Espe no se enteraba de nada, lo que demuestra la poca valía como líder o mentía como una bellaca.

Y finalmente el último capítulo del culebrón. O al menos eso parece. La imputación y detención del expresidente de la Comunidad de Madrid por su implicación en el caso Lezo, heredero natural de la condesa lideresa del PP, ha forzado la, hasta ahora, tercera dimisión. Ella, que se siente engañada y traicionada, que no “vigiló adecuadamente” a sus pupilos, afronta como la más sacrificada mártir la frialdad que le ha demostrado su propio partido al hacerse ya insostenible la situación y la dejado caer como una patata caliente, intentando evitar que les salpique o que se fijen los jueces también en ellos. Ella, que se ha dedicado a la política “como un servicio a España”, renuncia una vez más para “no eludir sus responsabilidades”. Sinceramente si hubiese aceptado sus responsabilidades desde el principio, quizás no hubiesen hecho falta tres dimisiones para llegar a esa conclusión. Quizás no le hubiesen saltado tantas ranas de la charca de la corrupción. Pero ha preferido poner en práctica las políticas absolutistas que le enseñaron sus mayores, aquellos que siempre trataron a este país como si fuese su reserva personal, su paraíso dónde enriquecerse a costa de la necesidad y el empobrecimiento de toda una nación.

Poco a poco va cayendo el telón que hasta ahora ha tapado toda la inmundicia que desde hace tiempo se intuía detrás de una fachada de mentiras. Como sepulcro encalado, blanco por fuera pero podrido por dentro. Pero la ciudadanía no debe conformarse con lo que hasta ahora se ha destapado. Hay que seguir escavando hasta que salgan todos los gusanos de ese corrompido sepulcro. La Justicia comienza a hacer su trabajo. Y confiemos en que así continúe. Sería una gran decepción si dentro de unos meses se produce un cambio de juez instructor, se paralice el proceso y nuevamente prescriban los delitos cometidos. No sería la primera vez. Si eso ocurre y por fin nos podemos librar de tanta corrupción, no cabe duda que habremos dado un gran paso hacia adelante en el camino de la recuperación de este país. Y también puede que algunos y algunas empiecen a envidiar a Rita Barberá, que DEP.

Autora: Ani García Pérez

Por un 1€ puedes hacer que sigamos adelante. Pincha el enlace y apoya con #1EuroPorLaMemoria: TEAMING

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , | Deja un comentario

José Sanjurjo, triples entierros y dobles honores

Pues sí, hemos tenido que asistir a otro lamentable, vergonzoso, humillante y denigrante incumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, el entierro por tercera vez del que protagonizó  dos golpes de Estado contra el Gobierno de la II República. El primero en 1932, la Sanjurjada, en el que intentó restablecer su honor por no haber hecho nada a favor de Alfonso XIII cuando siendo director de la Guardia Civil y alto comisario en Marruecos permitió que el rey se fuera y se instaurara la II República. A iniciativa de los carlistas a los que le unía la misma tierra y las mismas ideas antirepublicanas el 10 de agosto de 1932 toma Sevilla y Madrid. Su plan era hacerse con todos los edificios importantes de las principales ciudades. Sin embargo, su plan dura unas horas. Es detenido intentando cruzar la frontera con Portugal por Huelva. Fue condenado a muerte, y finalmente, conmutada la pena, se exilió a Portugal.

general-sanjurjo.png

Desde allí el 20 de julio de 1936 parte en una avioneta al mando del golpe de Estado  con dirección a Burgos. Sin embargo, no logró despegar y se estrelló en circunstancias no muy claras pero que posibilitaban el ascenso de Franco, tal y  como se vio cuando el general Mola muere en otro accidente de avión el 3 de junio de 1937.

Los restos de Sanjurjo son trasladados a Pamplona en 1961 al Monumento a los Caídos “por Dios y por España” cita en la capital Navarra, construido en 1957, donde además fue enterrado Mola, ya que los dos eran navarros, junto a otros seis que habían luchado a favor de la “cruzada”.

El 16 de noviembre del año pasado los restos de Sanjurjo fueron exhumados en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, y del compromiso que el Ayuntamiento de Pamplona  y el Gobierno de Navarra  ha adquirido para que se cumpla esta Ley. A pesar de la oposición de la familia los restos fueron exhumados por Francisco Etxeberría y su equipo de la Sociedad Arantzadi. Estos  fueron trasladados de madrugada en furgonetas junto a los restos de los otros 6. Los restos de Mola fueron exhumados el 24 de octubre por “deseo de la familia”.

Su hija Carlota Sanjurjo puso el grito en el cielo en un comunicado http://gaceta.es/noticias/familia-sanjurjo-exhumacion-general-17112016-1704  en el que habla de traición por parte del Arzobispo de Pamplona y del dolor por esta profanación en terreno sagrado como católicos que son.

Mientras los restos del general han descansado en la base de Colmenar Viejo hasta su traslado en helicóptero a un panteón militar, el de los Regulares de Melilla el 23 de marzo, y cuyo entierro hemos conocido un mes después, según ellos, en un acto íntimo y sin honores militares al que ha asistido Juan José Imbroda, presidente y senador por Melilla, al igual que el actual Comandante General de Melilla. Este enterramiento fue solicitado por la familia Sanjurjo y aceptado por parte  de las autoridades militares  de Melilla  por su condición de Comandante general que una vez fue de esta autonomía.

Una vez más hemos asistido a algo que se encuentra fuera del régimen democrático de cualquier país, en el que está claro quienes son los que gobiernan y de que calaña son los personajes que pueblan nuestras instituciones, instituciones como el ejército que no ha sido “tocado” desde la muerte del dictador.

Sanjurjo con esposa y amigos toma la avioneta en Marinha Estoril

Lo que en una Comunidad Autónoma es Ley, y como Ley se cumple, en otra se incumple hasta la obscenidad. Parece ser que Melilla sigue siendo un feudo franquista cuya distancia permite a los militares con añoranzas del pasado seguir homenajeando a sus “caídos por España” y al que murió en la cama.

A este golpista que fue contra un Estado elegido democráticamente, en dos ocasiones, con tan mala suerte para él, que en la primera se le aplastó y  en la segunda se murió, sus despojos han sido enterrados en tres ocasiones y dos de ellas con honores, honores que les rindieron y les rinden aquellos que hablan de no abrir heridas, aquellos que pretenden que todo se diluya en el tiempo, aquellos que con sus palabras y actos nos recuerdan todos los días el por qué estamos aquí.

Es indignante ver como se sigue rindiendo pleitesía a unos símbolos, a unas ideas, a unos tipejos que hicieron y siguen haciendo daño a miles de familias, con sus herederos, a este país, con sus corruptelas, con sus mafias, con sus cortijos, encumbrados por la impunidad que les otorga 81 años de mandato continuo al que se les han ido sumando otros tipejos al calor del buen vivir.

Éste debería estar con su familia, escondido en un sótano para que nadie lo viera o mejor aún en una cuneta o en una fosa como los nuestros. Su familia debería haber desaparecido de las instituciones o de cualquier puesto público que seguro lo tienen, si no están amarrados al sistema que les da de mamar, por vergüenza, esa “vergüenza católica” a la que ellos hacen referencia.

Lo que ocurre en este país no tiene nombre, y los culpables no son sólo ellos, si no los que les han apoyado y siguen apoyando con sus votos en las urnas.

Seguimos sin ver una ley que condene al franquismo, a los que les sirvieron, a sus fundaciones y a todos los actos que como este deben estar fuera de la ley. La Ley de Memoria Histórica se quedó corta, no se hizo lo que se debería haber hecho y ahora pagamos las consecuencias de ese limbo, y también, las consecuencias de que no se aplique en su totalidad. Se hizo una Ley que daba un mínimo respiro a las familias pero no una Ley que hubiese dado por fin la justicia que todos nuestros asesinados se merecen. Se hizo una Ley que permitió seguir dentro de un sistema continuista , un “espejismo” para  que pareciese que en este país se vivía en una democracia real y hoy nos damos cuenta del engaño.

Hoy más que nunca debemos seguir luchando porque esto no vuelva a repetirse, esto ni ningún otro caso tan inmoral y vergonzante como este.
Nuestra única esperanza sigue siendo la venida de la III República. El camino va a ser largo y tortuoso pero con tiempo seguro que conseguiremos por fin que en este país se respeten leyes tan fundamentales como la Ley de Memoria Histórica, no sin antes derogar esas malditas leyes franquistas y condenar por fin el fascismo que tanto pesa en nuestro avance.

http://www.abc.es/espana/abci-exhumacion-cuerpos-generales-sanjurjo-5213078101001-20161116015003_video.html

Autora: Nanny García Gómez

Por un 1€ puedes hacer que sigamos adelante. Pincha el enlace y apoya con #1EuroPorLaMemoria: TEAMING

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

10 libros para no perder la memoria

Tras el día del Libro, en conmemoración de dos de los grandes maestros de la literatura universal: Cervantes y Shakespeare. En Recuperando Memoria queremos hacer también un homenaje a todos esos escritores que se han preocupado por escribir la historia de nuestro pasado, de la Guerra Civil y la dictadura franquista, a través de excelentes novelas. Aquí va una pequeña selección de libros imprescindibles sobre estos años para que regaléis a vuestros familiares, amigos o pareja o leáis por fin de una vez por todas.

  1. Episodios de una Guerra Interminable de Almudena Grandes.

al5_zps38c21f57.jpg

Esta colección de libros contiene de momentos tres títulos: “Ines y la alegría”, “El lector de Julio Verne” y “Las tres bodas de Manolita”. La primera está ambientada en Touluse en 1939, justo acaba la Guerra Civil y trata la resistencia francesa contra los nazis y la lucha guerrillera contra Franco. En la segunda, situada en un pueblo de Jaén, trata la historia de la represión de la Guardia Civil contra los maquis. La tercera, ambientada en el Madrid inmediatamente posterior al fin de la Guerra Civil española, narrada indistintamente en primera y tercera persona, relata la historia de Manolita Perales García, y las calamidades a las que debe hacer frente tras la finalización del conflicto. Su madrastra encarcelada y su padre fusilado, la joven tiene que sacar adelante a su hermana Isabel y a sus hermanastros. En esa tesitura su hermano Antonio, prófugo de la justicia y escondido la embarca en una peligrosa aventura.

  1. La forja de un rebelde Arturo Barea

La forja de un rebelde - Arturo Barea-FREELIBROS.jpg

Esta trilogía es una autobiografía de este periodista que trabajó para la República durante la Guerra Civil y después como periodista para la BBC durante la Segunda Guerra Mundial. La primera, La forja (The Forge), narra la niñez y la adolescencia de un chico de Madrid, cuya madre es lavandera en el Manzanares (es decir, el mismo Barea), y cómo intenta ganarse la vida de meritorio en un banco. La segunda, La ruta (The Track), cuenta su experiencia militar en Marruecos durante la guerra contra los independentistas rifeños, donde llega a conocer y a contar algunas anécdotas sobre el entonces comandante Francisco Franco y el fundador de la Legión Española, Millán Astray. La tercera, La llama (The Clash), narra la experiencia de la Guerra Civil.

  1. Trilogía de una Guerra de Eduardo Guzmán

Eduardo-de-Guzman.jpg

Estas obras, olvidadas por parte de la historiografía y de los entendidos sobre literatura de esta época, es un testimonio en primera persona de lo vivido por este periodista republicano. El primero es el titulado La muerte de la esperanza; en él se narra la experiencia directa del autor durante los cuatro primeros días de guerra en Madrid y los cinco últimos en Valencia y en el puerto de Alicante. El segundo tomo, El año de la victoria es el mejor testimonio existente en España sobre los campos de concentración franquistas, un texto con vocación de clásico, estremecedor y grandioso sobre el campo de los Almendros y el campo de Albatera, en los que estuvo encerrado el autor. El tercer y último tomo, Nosotros los asesinos, se inicia con el traslado de Eduardo de Guzmán y otros prisioneros de Albatera a los centros de interrogatorio y tortura de Madrid, los situados en la calle Almagro y en la calle Alcalá, donde a diario morían no pocos de los llamados a ser interrogados. De aquí, el testimonio se traslada a la cárcel de Yeserías y a la de Santa Rita.

  1. El verano corto de la anarquía de Hans Magnus Enzensberger

37408214.jpg

Esta novela, escrita en los años sesenta, es una biografía del revolucionario anarquista Buenaventura Durruti, líder de la CNT en los años treinta. Formó parte de la resistencia al Golpe de Estado en Barcelona en 1.936 y lideró una columna para la defensa de Madrid. Su muerte, que se produce en extrañas circunstancias, es una de las partes fundamentales de este libro, donde se debate sobre como murió. Una novela que cuenta la vida de Durruti, pero que es una radiografía del anarcosindicalismo durante la II República y la Guerra Civil.

  1. Homenaje a Cataluña de George Orwell.

Orwell-G.-Homenaje-a-Cataluña.jpg

Orwell estuvo como miliciano del POUM en Cataluña desde el 26 de diciembre de 1936 hasta el 23 de junio de 1937, durante la Guerra Civil, y muestra la represión de la que fueron objeto los militantes del POUM por parte de los sectores estalinistas del gobierno republicano.

En ella, Orwell narra su llegada a una Barcelona que bulle en los últimos días de 1936 en la revolución libertaria, expresando su admiración por la misma en largos párrafos de su texto, con el fin de integrarse a una unidad combatiente del POUM y evitar integrarse como miliciano en las Brigadas Internacionales (con cuyo liderazgo mayormente comunista no simpatizaba Orwell).

  1. Si te dicen que caí de Juan Marsé

9788497930635.jpg

Novela ambientada en la posguerra de Barcelona. Narra la historia de un grupo amplio de jóvenes que pululan en torno a la trapería del protagonista, Java. Amigo de Sarnita, Mingo, los jóvenes conocen a las chicas de la Casa de Familia, un orfanato del barrio de El Guinardó. Sus primeros escarceos sexuales, sus fantasías y sus miserias, se recrean en un ambiente degradado y en penumbra, por lo que nunca sabemos qué deparará la próxima “aventis”, juego de narraciones de jóvenes deseosos de aventuras.

  1. La gallina ciega de Max Aub

lm-027.jpg

Max Aub, escritor republicano que se tuvo que exiliar tras la victoria de Franco en la Guerra Civil, vuelve años después para hacer una biografía de la Guerra Civil. Vuelve en los sesenta, en pleno franquismo. Y en este libro, Max Aub hace un retrato de la sociedad franquista de aquellos años. Un libro muy interesante donde se puede ver como era la España del franquismo.

  1. Autobiografía del general Franco de Manuel Vázquez Montalbán

9788497937832.jpg

Marcial Pombo, un viejo y oscuro escritor, recibe de un editor el encargo de escribir una biografía de Franco narrada en primera persona. Pombo acepta el encargo, pero según va escribiendo, no puede evitar contrastar, primero con prudencia, después ya con descaro, la versión del dictador con la suya propia. Esta obra es, pues, una doble autobiografía: la apócrifa de Franco, en la que sin quererlo, aparece como un ser frío, mezquino, estrecho de miras, desconectado de la realidad, y la de Marcial Pombo, su contrapunto, que muestra la violencia, la miseria y la manipulación histórica que ejerció el régimen del general. A caballo entre ensayo histórico y ficción novelesca, Manuel Vázquez Montalván ha llevado a cabo un estudio exhaustivo y excelentemente documentado, pero también emotivo y apasionante sobre uno de los personajes más turbios de nuestros pasado histórico.

  1. El vano ayer de Isaac Rosa

71pVBKeOKxL._SL1311_.jpg

En plena agitación universitaria de los años sesenta, un viejo profesor se ve implicado en un confuso incidente que provoca su expatriación. La reconstrucción de su peripecia saca a la luz la inexplicada desaparición de un estudiante. Hasta aquí, podría parecer un mero retrato de la represión franquista. Sin embargo, los testimonios de reprimidos y represores, víctimas y beneficiarios del régimen, en constante diálogo con el lector —y con el autor mismo— sitúan la controversia sobre la memoria en un infrecuente lugar: la memoria no es aquí respuesta, sino la única pregunta válida. Gran novela para entender la represión policial en el tardofranquismo.

  1. Novela gráfica “Deportado 4443”

C94kRqEWAAAgdV7.jpg

Esta novela gráfica trata la historia de Antonio Hernández y de los españoles en los campos de concentración nazis, a través de los tuits que Carlos Hernandez (autor del libro “Los últimos españoles en Mauthaussen”) escribió contando la historia de su familiar en la cuenta @deportado4443 en los campos de concentración nazis. Una historia que todas las personas de este país deben de conocer. Y que mejor forma que a través de una novela gráfica.

Autor: pablo Alcántara Pérez

Por un 1€ puedes hacer que sigamos adelante. Pincha el enlace y apoya con #1EuroPorLaMemoria: TEAMING

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La despedida franquista de Utrera Molina.

 

El pasado 22 de abril moría en Nerja (Málaga) uno de los últimos ministros franquistas que quedan vivos, José Utrera Molina, ministro franquista y suegro del exministro Alberto Ruiz Gallardón. En los diarios conservadores o liberales (ABC, El Mundo, La Razón) le dedican titulares como “Fallece José Utrera Molina, el ministro que impulsó las barriadas de Sevilla”, sin hablar nada de su participación en la represión del tardofranquismo ni de su defensa de la impunidad franquista en todos estos 40 años de democracia. No hablan de que fue uno de los firmantes de la pena de muerte de Salvador Puig Antich, algo que si recalcaron Eldiario.es o Público y que El País sacó en el último párrafo. Su hijo Felipe, escribió en el diario digital Arriba, una carta a su padre, cuyo inicio no tiene desperdicio:

Te has marchado en primavera. No podía ser de otra manera. Te has ido como soñaste: cara al sol, mirando al mar y sin cambiar de bandera. Has subido al cielo rodeado del cariño de todos tus hijos y de tu querida Lali, nuestra querida madre, tu novia eterna

Parece que está más escrito en 1939 que en 2017, la verdad.

utrera-molina

Frente a la visión blanqueada que nos intentan dar de él los diarios de la derecha, Utrera Molina participó activamente en la represión franquista y fue un firme defensor de la impunidad del franquismo. En 1969 fue nombrado Subsecretario del Ministerio de Trabajo, cargo que desempeña hasta junio de 1973, y también Delegado del Gobierno español ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT). En el primer y único gabinete ministerial del almirante Carrero Blanco (julio-diciembre de 1973) ocupa la cartera de Vivienda. Tras el asesinato de Carrero, es nombrado en enero de 1974 Ministro Secretario General del Movimiento en el primer gobierno de Carlos Arias Navarro, cargo que desempeñaría hasta su cese en marzo de 1975 y que supone la vicepresidencia del Consejo Nacional del Movimiento. Durante la Transición fue, junto a Girón de Velasco, uno de los defensores del “búnker” que quería seguir con la dictadura franquista sin ningún cambio. Fue uno de los firmantes de la sentencia de muerte contra Salvador Puig Antich en 1974.

Fue nombrado Caballero de Honor de la Fundación Francisco Franco, junto a Augusto Pinochet Molina (nieto del dictador chileno Augusto Pinochet), en ceremonia celebrada el 18 de julio de 2012, bajo el lema “Derecho al Alzamiento”. Y siempre fue miembro de la organización.

En la página de dicha fundación ha publicado diversos artículos contra la Ley de Memoria Histórica. Y sobre la exposición que se hizo sobre el franquismo en Barcelona, donde había una estatua de una Franco decapitado, dijo lo siguiente:

Pero mientras el pozo de odio está completo y vierte sus excrementos sobre la Historia, los que guardamos todavía el recuerdo de una España grande y limpia preferimos morir a contemplar con indiferencia y cobardía la victoria de la mentira y la escandalosa manipulación de nuestro pasado más reciente”.

entierro

Y que fuera un firme defensor de la dictadura franquista lo pudimos ver el día de su entierro, en Velez Málaga. Mientras el ataúd del difunto era portado, entre otros, por Galllardón, varios de los asistentes al entierro, miembros de Falange Española cantaban el Cara al Sol. Entre los asistentes a la misa se encontraban también la hija de Franco, Carmen Franco Polo, junto a uno de sus vástagos, así como el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre.

Aquí se puede ver a los franquistas entonando el “Cara al Sol” en el entierro de Utrera Molina:

 

Y este hombre durante años apareció en documentales sobre la Transición (en la serie de Victoria Prego sobre la Transición que hizo para TVE), junto con luchadores antifranquistas como Marcelino Camacho. No podemos permitir la equidistancia. Personajes como Utrera Molina no deben ser respetados como personajes públicos, sino que deben ser defenestrados socialmente. Y los crímenes que cometieron durante el franquismo deben ser juzgados. Al igual que su exaltación al franquismo durante estos 40 años de democracia.

Autor: Pablo Alcántara Pérez.

Por un 1€ puedes hacer que sigamos adelante. Pincha el enlace y apoya con #1EuroPorLaMemoria: TEAMING

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Lugares con Memoria: Gernika

Hace 80 años en Gernika, un municipio de Vizcaya perteneciente a la comarca de Busturialdea y enmarcado en el área natural de Urdaibai, la paz y la tranquilidad fue sesgada por la aviación fascista.

turismo-rural-en-gernika1.jpg

El 26 de abril de 1937 esta localidad fue víctima de un ensayo de la “guerra total” nazi. Este bombardeo no tenía ningún objetivo militar, simplemente fue un ataque a la población civil sin miramientos. Aquel lunes, la vida transcurría calmada en Gernika, era día de mercado y nadie sentía el peligro. Pero todo cambió cuando los motores de los aviones nazis e italianos empezaron a escucharse.

Sin ningún aviso ni clemencia, los aviones comenzaron a descargar las bombas sobre Gernika. La destrucción fue total. Cientos de muertos llenaron las calles, el 70% de las edificaciones fueron destruidas, niños llorando el cuerpo inerte de sus padres y madres, mujeres y hombres desorientados. El caos.

El jefe del estado mayor de la Legión Cóndor Von Richthofen escribió lo siguiente tras su visita a Guernica: “Guernica, villa de 5.000 habitantes, ha sido literalmente asolada. (…) Las bombas de 250 kilos derribaron buen número de casas y destruyeron las cañerías. Las bombas incendiarias tenían ahora tiempo para desplegar su eficacia. Las casas estaban construidas con cubiertas de teja, galerías de madera y entramado del mismo material, por lo que fueron completamente aniquiladas. (…) Aún se ven hoyos de bombas totalmente increíbles. (…) Así pues, sólo un completo éxito técnico de nuestras bombas de 250 y de las EC.B.1.”

Pero como si de una broma se tratase, la Casa de Juntas de Guernika y el Árbol de Gernika que la custodia no sufrieron daños. Un pequeño símbolo de esperanza para una población que lo había perdido todo por la barbarie de quienes ansiaban el poder.

Este acontecimiento dio la vuelta al mundo, fue calificado como un verdadero horror, y el artista malagueño, Picasso, lo inmortalizaría en su Gernika. Un cuadro simbólico de la lucha antifascista que a día de hoy cumple 80 años. 80 años sin olvido, sin perdón.

Autor: Fernando Aguilar Rigaud

Por un 1€ puedes hacer que sigamos adelante. Pincha el enlace y apoya con #1EuroPorLaMemoria: TEAMING

 

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Los indultos y la impunidad policial en nuestro país

En estos últimos años hemos visto un importante aumento de la represión policial, sobre todo debido al incremento de la movilización en las calles y la protesta. También ha habido un importante aumento de los casos de tortura policial. Entre los años 2004 y 2015, se calculan 6600 casos de tortura o maltratos policiales, según la Coordinadora de Prevención para la Tortura.

violen1.jpgimagen: https://gazzettadelapocalipsis.com/2013/12/30/el-ano-de-las-agendas-ocultas/

Hace dos días, nos enterábamos con indignación, a través del diario Público, que durante los gobierno de Felipe González, Aznar y Zapatero se indultaron a un total de 39 policías y guardias civiles encarcelados por torturas. La mayoría de los condenados lo fueron por torturas contra miembros de ETA, de la izquierda abertzale, por participar en el terrorismo de Estado, contra los inmigrantes y contra activistas de la izquierda.

Tras los susodichos indultos muchas pasaron a ser asesores de los respetivos gobiernos en la lucha antiterrorista. Incluso uno de los indultados, José María De las Cuevas Carretero, fue elegido por Mariano Rajoy (en su etapa como Ministro del Interior) para recibir al Comité Europeo de Prevención de la Tortura ¿ironía verdad?.
Pero esto de la tortura y la impunidad policial no viene de ahora, sino que viene de largo. Concretamente de la dictadura franquista.

abuso_policia.jpg

Durante el franquismo, la tortura policial, practicada principalmente por la Brigada Político Social, la policía política del régimen, era algo que estaba normalizado. Los detenidos podían pasar hasta 72 horas en la comisaría o en la Dirección General de Seguridad (que en Madrid está en lo que es hoy la Sede de Gobierno de la Comunidad de Madrid, en la Puerta del Sol). Sin embargo, esas 72 horas se alargaban gracias a los estados de excepción que la dictadura promulgaba. En los últimos siete años del franquismo, entre 1968 y 1975, se promulgara hasta ocho estados de excepción que duraron meses. En esos momentos podían estar sufriendo torturas policiales durante muchas semanas, incluso meses, sin salir en libertad.

Las torturas pasaban desde las patadas y los manotazos e insultos hasta meter la cabeza en un cubo de agua con meada o aplicar electrodos en el cuerpo. Así cuenta Eva Forest, una de las detenidas por el atentado de la Calle Correo, su paso por las manos de la BPS:
“En esos interrogatorios, Saiz se limitaba a preguntar cosas muy concretas sobre fotografías, pero Roberto dirigía lo que allí pasaba, que era observado por los demás como una obra de teatro. Tan pronto pasaba de un paternalismo lloriqueante a una furia incontenible que descargaba sobre mí en forma de golpes y patadas. En varias ocasiones sacó la pistola y me apuntaba, con el seguro fuera, diciendo que me iba a matar.”
Roberto se refiere a Roberto Conesa, quien fuera jefe de la BPS en 1972.

Este policía, como tantos otros, paso de la dictadura a la democracia, no sólo no siendo depurado y juzgado por sus crímenes, sino alabado por la prensa y elevado en el escalafón policial, ayudando al Gobierno de UCD en la lucha antiterrorista. Así describe Pilar Urbano en 1977 al policía franquista:
“Policía menudo, bajito, de ojos vivaces e inquietos, de tez cetrina y rostro curtido por quién sabe qué vientos y qué intemperies. Una vocación que puede con él mismo y que le ha hecho ser “policía-policía” durante las veinticuatro horas de cada uno de los 365 días de cada uno de los treinta y ocho años de historial. Él sabrá cuantos delincuentes atrapados y cuanto crimen descubierto en su hoja de servicios. Él sabrá cuanto insomnio y cuanta caminata y cuanto interrogatorio en la comisaría. Pero habla con profunda delicadeza de las mujeres, con compresión y lástima de los malhechores, con respetuosa admiración de sus compañeros, en más de una ocasión, al referirse al ‘comando especializado’ que trabaja con él, les llama ‘mis niños’ “

img_17540.jpg

Y así justificó Martín Villa, ministro de Gobernación en aquellos años y uno de los “padres de la democracia” el utilizar a Conesa en la lucha antiterrorista:
A grandes males, grandes remedios. Tras operar durante algún tiempo con la organización normal, decidimos recurrir a los especialistas y entonces es cuando liberamos a Conesa de sus obligaciones en Valencia.”

Y lo mismo pasó con el PSOE, que ascendió a varios policías que venían de la BPS para luchar contra ETA, comenzando así con lo que sería después los GAL y el terrorismo de Estado.

Ninguno de los policías pagó por sus crímenes en el franquismo, ya que fueron “perdonados” gracias a la Ley de Amnistía de 1977, que amnistiaba los delitos de sangre cometidos por funcionarios públicos durante la dictadura, en artículo segundo. Y no sólo no fueron juzgados, sino que muchos de ellos recibieron medallas al mérito policial, como el caso de Conesa o de Antonio González Pacheco “Billy el Niño”.

Y en democracia, algunos torturadores han pasado por los tribunales, gracias sobre todo a la presión social y al grito en el cielo de la opinión pública. Pero pocos han acabado entre rejas. Y los que han acabado, unos cuantos han sido indultados.

No podemos permitir que la tortura policial quede impune. Una práctica que se generalizó en el franquismo, que en la Transición se siguió manteniendo (de hecho murieron 7 personas por torturas en esos años en comisarías y cárceles, aunque el dato puede ser aún mayor debido a la falta de documentación de las prisiones) no se depuro a los elementos reaccionarios dentro del aparato policial. Y aún hoy es un problema muy grave que seguimos arrastrando. Y no lo podemos permitir. Hay que juzgar tanto los crímenes del franquismo como la tortura policial hoy día.

Autor: Pablo Alcántara Pérez

Por un 1€ puedes hacer que sigamos adelante. Pincha el enlace y apoya con #1EuroPorLaMemoria: TEAMING

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , | 1 Comentario