POSIBLES ESTRATEGIAS: POR UNA LEY DE VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO

Transcripción de la intervención de Saray Almazán Gil en las Jornadas de Memoria Democrática celebradas el sábado 17 de marzo en Madrid y organizadas por el Área de Memoria Democrática Matilde Landa.

Cartel Jornadas Memoria 

Buenos días a todas y a todos.

 
Lo que voy a explicar es, a grandes rasgos, la propuesta por parte de los grupos  memorialistas de una LEY INTEGRAL DE VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO.
Esta propuesta, que se basa principalmente en un texto conocido como LA CARTA DE VICÁLVARO, resume la postura de más de 80 grupos memorialistas que se reunieron en 2015 y acordaron los puntos de los que hablaré a continuación.
Además, se sustenta en los diversos informes realizados por las Naciones Unidas (2014 y 2017) donde se analiza y se denuncia la situación de las víctimas del Estado español; víctimas que ni siquiera han sido reconocidas como tal 40 años después de la muerte del dictador, mientras que las personas y organismos culpables de aquellos crímenes gozan de total impunidad.

 

A la pregunta ¿por qué es necesaria una ley integral de víctimas del franquismo? hay que responder desde dos planos distintos:

En primer lugar, desde la situación de las víctimas: aquéllas que fueron torturadas, asesinadas, detenidas, exiliadas, humilladas, perseguidas… no sólo por el franquismo sino también a manos del fascismo y del nazismo. Es necesario que estas víctimas sean reconocidas igual que aquéllas que lo han sido por otros motivos. Porque hasta que no sean reconocidas, no hay reparación que valga.

En segundo lugar, hemos de mirar al lado de los culpables: miembros de un régimen ilegal que durante 40 años se dedicó a silenciar la realidad del golpe de estado del 36 y a imponer su relato durante la dictadura. Sin una verdadera condena y ruptura con el régimen de Franco, no es posible que en el Estado español exista una democracia sana con una ciudadanía consciente de su historia.

No es posible una equidistancia que equipare a los “vencedores” y los “vencidos”, puesto que si tomamos de esta manera el asunto, estaríamos perpetuando la legitimidad del Régimen Franquista. Por eso, quienes hablan de revanchismo o de “no abrir heridas” olvidan que en España sigue vigente el discurso franquista de lo ocurrido en 1936 y durante la dictadura: el silencio y el olvido de la historia de todas aquellas personas que defendieron a la República y los valores democráticos.

 

Volviendo a las propuestas concretas de la ley de víctimas, podemos decir que se basan en los principios fundamentales que la memoria democrática defiende y persigue: EL DERECHO A LA VERDAD, A LA JUSTICIA, A LA REPARACIÓN y las garantías de NO REPETICIÓN.

Con el DERECHO A LA VERDAD se busca:

– El libre acceso a los archivos públicos y privados relacionados con la represión
franquista y su represión posterior. Por ejemplo, todos los informes policiales y del Tribunal de Orden Público que siguen en manos de la Fundación Francisco Franco.
– La retirada de la simbología franquista que honra, defiende y perpetúa la legitimidad de los llamados “caídos por España”. En Madrid tenemos claros ejemplos con las distintas calles que nombran y recuerdan a militares franquistas, o construcciones como el Arco de la Victoria e incluso, yéndonos un poco más lejos, el Valle de Cuelgamuros (o de los Caídos).
– La realización exhaustiva de un mapa con todas las fosas comunes. Actualmente hay constancia de 2.300.
– La creación de lugares de memoria: ya sea a través de placas, museos, o memoriales.

Cuando se habla del DERECHO A LA JUSTICIA se hace referencia a:

– La ratificación de que los crímenes del franquismo, en tanto que crímenes de
guerra y lesa humanidad, son imprescriptibles e inamnistiables. También hablamos de la anulación de las sentencias franquistas, puesto que sin anular esas sentencias, las víctimas siguen siendo criminales a ojos de la Justicia.
– La localización y judicialización de las fosas comunes que responsabilice al Estado Español respecto a la exhumación de las víctimas, huyendo de la privatización de éstas como dice la Ley de Memoria Histórica de 2007.
– Se incluye también en este apartado del DERECHO A LA JUSTICIA el asunto de los bebés robados, considerándolos víctimas de desapariciones forzadas y exponiendo la necesidad de realizar una investigación efectiva de los hechos que devuelva a estos bebés, hoy adultos, la identidad que les fue robada.

En tercer lugar, se habla del DERECHO A LA REPARACIÓN, con lo que se plantea:

Exigir responsabilidades a las empresas que se beneficiaron de mano de obra barata, o gratis en algunos caso, mediante la utilización de presos de guerra. Como Dragados, OHL, FENOSA, Acciona..
– La devolución de los bienes expoliados como, por ejemplo, el Pazo de Meirás.
Resolver la cuestión del Valle de Cuelgamuros sacando los restos del dictador Francisco Franco y de José Antonio Primo de Rivera. Además, recuperar e identificar los cuerpos de las víctimas represaliadas que allí se encuentran en pésimas condiciones y, devolver sus restos a las familias que lo soliciten. Terminando  con la desacralización del lugar para convertirlo en un memorial de la represión franquista.

Por último, se han de establecer diferentes medidas para garantizar la NO REPETICIÓN de todos estos crímenes:

– En primer lugar, es necesario que la HISTORIA SE CONOZCA; que en los INSTITUTOS y UNIVERSIDADES se explique la verdad de lo que sucedió: por qué comenzó la Guerra Civil y cuáles fueron sus consecuencias. No es posible que una persona que ha cursado la Enseñanza Secundaria Obligatoria y el Bachillerato no haya estudiado ni una sola vez lo sucedido en los años treinta en España ni conozca la presencia de españoles luchando contra el fascismo y el nazismo, al igual que la historia de los exiliados, los refugiados, los huídos…
– También se ha de condenar el negacionismo y la exaltación franquista: no es posible que en 2018 haya gente que siga negando que Franco fue un dictador y un asesino y que se permita seguir exaltando su figura (mediante actos, monumentos y fundaciones), al igual que la de los principales miembros de la Falange y demás militares del Régimen.
– Por último, se han de adoptar las medidas necesarias para reconocer y promover la figura de la ciudadanía que luchó por defender la República y que, más tarde, luchó contra la Dictadura. Se ha de recuperar la memoria de todas las personas que lucharon contra el franquismo, el nazismo y el fascismo, para devolverles el lugar que merecen dentro de la memoria colectiva. Porque SIN MEMORIA, NO HAY DEMOCRACIA.

Muchas gracias.

 

Anuncios

Acerca de radiorecuperandomemoria

La radio que da voz a la Memoria Histórica
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s