PSOE, vergüenza nacional. Ahora, con la Ley de Amnistía.

Que los partidos de clara ideología de derechas pretendan bajo cualquier pretexto impedir la Recuperación de Memoria Histórica, la derogación de la Ley de Amnistía de 1977 o la investigación para la localización y exhumación de los casi 150.000 desaparecidos no es de extrañar. Que hagan todo lo posible e imposible para impedir la retirada de símbolos franquistas de nuestras calles y plazas, tampoco. Que sigan financiando a organizaciones y fundaciones de apología claramente franquista o que subvencionen mausoleos fastuosos en los cuales venerar a los artífices del mayor genocidio conocido en nuestro país, aunque nos duela, no nos pilla tampoco de sorpresa. Que sus diputados incluso se permitan insultar y mofarse de las víctimas del franquismo y de sus descendientes desde las tribunas del Parlamento, aunque harto chocante, era de esperar teniendo en cuenta la catadura moral que tienen estos individuos. Todo esto no sorprende a nadie, a tenor de que quienes integran estos partidos son los herederos directos de la dictadura, de sus asesinos, ejecutores y colaboradores. Duele, indigna, desespera pero no sorprende.

Pero la situación cambia y empieza a ser grave, gravísima, cuando son partidos que pretenden llevar a gala “ser de izquierdas” los que ponen todo tipo de impedimentos para que las personas que trabajan y se afanan en la Recuperación de la Memoria Histórica, de la Dignidad, de la Verdad y la Justicia, actúan de la misma forma que los de derechas. De partidos que, ellos mismos, tienen a miles y miles de sus militantes enterrados en fosas, cunetas o pozos. Asesinados y desaparecidos por defender sus ideales “de verdadera izquierda”, pero ahora traicionados de forma vil e interesada. Vendidos y vueltos a enterrar, no solo bajo metros de tierra, si no esta vez bajo infinitas toneladas de vergüenza y dolor.

Amnistía-2

El Partido “Socialista Obrero” Español hace tiempo que perdió la denominación de Obrero y Socialista. Mancha y denigra tanto a los obreros como a los socialistas que lucharon por un país libre y digno. Pero ahora también ha perdido la poca vergüenza que les quedaba y se ha quitado definitivamente la máscara al unirse a la derecha rancia y reaccionaria de este país que pretende hacernos creer que el pasado debe caer en el olvido. Que los miles de muertos no se merecen Justicia. Que debemos olvidar que los asesinos siguen impunes, los que aún siguen vivos al igual que los que murieron pacíficamente en sus camas rodeados de sus familias, cosa que no tuvieron oportunidad todos los que aún reposan en las cunetas.

La Lay de Amnistía de 1977 fue la primera y mayor traición a todos los asesinados. Incluyendo en dicha amnistía, La Lay de Punto Final como se le llamó, la impunidad de quienes cometieron los crímenes se les negaba definitivamente la restitución de su dignidad y la oportunidad de que los crímenes no fuesen juzgados y castigados.

Varias han sido ya las ocasiones en las que se han presentado en el Congreso de los Diputados proposiciones de Ley para la modificación o la derogación de dicha ley. Partidos como Podemos, En Comú, En Marea, Esquerra, PNV, PDeCAT, Bildu o Nueva Canarias han sido los artífices de dichas propuestas. En todas y cada una de ellas el PSOE ha votado en contra, incluida la más reciente presentada el pasado miércoles, en la cual se pide que la Ley de Amnistía no sea aplicable a los crímenes de lesa Humanidad y una proposición para modificar el Código Penal e incorporar el Principio de Legalidad Internacional para terminar con los impedimentos presentados por la Justicia española a la hora de juzgar los crímenes franquistas, posicionándose así junto al PP y tumbando de esta forma la posibilidad de revisión para que se juzguen los crímenes cometidos por el régimen franquista. Si el PP tenía como principal motivo proteger a los suyos, sus cargos, sus manipulaciones e imposiciones durante la Transición, el PSOE peca doblemente de traidor al no defender a tantos socialistas que cayeron bajo la mano asesina del franquismo y al proteger los motivos que pueda tener el PP. La única vez que el PSOE ha dado un paso adelante en esta cuestión ha sido una Proposición NO de Ley en el mes de mayo para exigir la exhumación del dictador Franco del Valle de los Caídos. Pero eso, una PNL, lo que no obliga al gobierno a cumplirla. Si ya de por si se salta a su antojo las leyes aprobadas, las PNL se las pasa por el forro de… las carteras ministeriales. Pero de esta forma se lava la cara manchada con la sangre de sus propios militantes. Triste es que aún hay gente q sigue creyendo que son de ideología de izquierdas.

Pero no solamente partidos políticos en el Congreso llevan años peleando porque esta ley sea modificada o derogada. Organismos internacionales como la ONU, Human Rightwatch o Amnistía Internacional han hecho llegar varias peticiones a los diferentes gobiernos de nuestro país, tanto del PP como del PSOE, para que esta ley sea revisada, para que se excluya la impunidad de los asesinos y que puedan ser juzgados por crímenes de lesa Humanidad. Todas y cada una de las peticiones han sido ignoradas. Repito, tanto por PP como por PSOE. Retratándose una vez más y dejando bien claro que piensan seguir adelante con la traición cometida en 1977.

Concentracion-antifranquista-Sol_EDIIMA20170718_0769_5

Muchos justificaron esa decisión como necesaria para establecer una Democracia en España, pero no tuvieron en cuenta que no se puede construir una convivencia en igualdad de derechos basada en ríos de sangre inocente derramada mientras que los asesinos seguían impunes y en libertad. Que no se puede construir un futuro obligando a muchas familias a “olvidar” el dolor y la miseria vivida durante décadas al estar señalados por el régimen como “traidores y peligrosos”. No se puede pretender comenzar una nueva etapa mientras tras puertas cerradas se repartían entre los franquistas, que hasta ahora habían ostentado el poder absoluto, y los que llegaban ahora nuevos, muchos desde el exilio, y que también querían su parcela de poder, aunque eso significase traicionar a quienes habían luchado para que ellos pudiesen volver y vivir libremente en un país que antes les perseguía.

Lo único que consiguieron fue “legitimar” de alguna forma el régimen franquista, de forma que los que los apoyaron y ejecutaron sus órdenes, quedasen impunes, equiparándolos así a las víctimas de sus atrocidades. Vergonzoso y traicionero.

30 años después de aprobar la Ley de Amnistía, José maría Benegas, representante del PSOE en el pleno del Congreso de los Diputados que aprobó la ley, escribía las siguientes palabras:

“…para todos aquellos que hoy deberían ser amnistiados y no pueden participar de este momento, porque sus vidas quedaron truncadas en el camino y en la espera de una libertad ansiada que no llegaron jamás a ver; recuerdo para quienes han sufrido en este país, persecución por sus ideas y convicciones, para quienes han sufrido cárcel, ignominias, tortura, desprecios, vilezas y no desmayaron ni un instante en la defensa de la libertad; recuerdo para los miles de hombres y mujeres que han vivido día a día en el exilio, movidos por el señuelo de la caída de la dictadura, esperándola cada día y cada noche, añorando la vuelta a su tierra, a sus pueblos, a sus casas a España y que han fallecido lejos con esa esperanza alentada durante tantos años, rota por una muerte en tierra ajena”.

¿Cómo se puede tener la desfachatez y la sangre fría de hablar de todos aquellos que ya no podían ser amnistiados, sabiendo que les estáis dando todas las herramientas necesarias a quienes los asesinaron para poder seguir con la impunidad?

Y seguía escribiendo: “Como todo en aquel entonces, la Ley de amnistía fue producto de un pacto en el que los vencidos de la guerra civil y perseguidos durante cuarenta años nuevamente tuvimos que guardarnos nuestros sentimientos y demostrar generosidad política para poder avanzar en el proceso democrático. Lo digo porque la Ley de Amnistía de octubre de 1977 fue una ley de punto final en virtud de la cual nada de lo ocurrido entre el 18 de julio de 1936 y el 15 de junio de 1977 podría ser objeto de reclamación, como ya he explicado recientemente en estas páginas. Es decir, renunciamos a revisar el pasado y exigir las responsabilidades generadas durante cuarenta años de dictadura.”

¿Más claro? Totalmente conscientes traicionaron la memoria de las víctimas. Pero no sabían que vendían su alma al diablo. Un diablo que décadas después, al igual que a Dorian Grey, les exige lealtad y compromiso con aquello que firmaron hace ya 40 años y que les ata en palabras y hechos a los mandados de los herederos del franquismo. Al igual que Dorian Grey, cuya imagen en el cuadro quedaba impoluta y eternamente joven, su imagen seguirá siendo la de un partido de izquierdas, lanzando de cuando en cuando un órdago a la derecha (tipo PNL) para seguir manteniendo engañados a sus votantes, pero que si cayese el telón, se vería la podredumbre, la putrefacción y la carroña devorando los principios lanzados por su fundador Pablo Iglesias, lo mismo que los gusanos corroen la carne putrefacta de un cadáver en descomposición. No sé si esta comparación me la ha evocado la imagen de su nuevo Secretario General, Pedro Sánchez. Ahí lo dejo a propia interpretación.

Rafael Arias-Salgado, portavoz de UCD, la describía de la siguiente forma: “…presupuesto ético-político de la democracia, de aquella democracia a la que aspiramos, que por ser auténtica no mira hacia atrás…”

Y Marcelino Camacho, entonces portavoz del grupo comunista en el Congreso, manifestó: “…Nosotros considerábamos que la pieza capital de esta política de reconciliación nacional tenía que ser la amnistía. ¿Cómo podríamos reconciliarnos los que nos habíamos estado matando los ‘unos a los otros, si no borrábamos ese pasado de una vez para siempre?”

Traición, traición y más traición. Desde cualquier rincón político salían justificaciones y razonamientos que en ningún momento tuvieron en cuenta a quienes pagaron con sus vidas la desmesura y el abuso de poder de la dictadura franquista. Ellos ganaban de nuevo, las víctimas volvían a perder.

La Ley fue aprobada en el Congreso de los Diputados el 15 de Octubre de 1977 con los votos a favor de los grupos parlamentarios de UCD, PSOE, Partico Socialista Popular, PCE, la Minoría Vasco-Catalana y el Grupo Mixto. Alianza Popular (ahora PP) se abstuvo. Seguramente no veía con buenos ojos la liberación de quien tanto les había constado meter entre rejas. Pero posiblemente se abstuvo por no votar en contra de que los suyos se beneficiaran de la impunidad otorgada con esta ley. De cualquiera de las formas, la mayoría del Congreso ya se encargaría de sacar adelante la ley.

Lo mismo que está ocurriendo 40 años después. Sin que el PP, los defensores del franquismo, los nostálgicos de esa época negra de nuestra historia o la propia Fundación Francisco Franco tengan que mover ni un solo dedo, el principal partido de la oposición, el PSOE, el que, uniéndose a los demás partidos que han ido surgiendo a lo largo de los años, podrían conseguir sacar adelante la modificación de la Ley de Amnistía, vuelve a dejar bien claro quién es su amo y a quién le deben obediencia y lealtad.

Jugando con dos barajas, una para no perder votantes y la otra para no enfrentarse a los herederos del franquismo, el PSOE se ha convertido en la vergüenza política de una nación que necesita poder enterrar a sus muertos, a sus asesinados, de forma digna para poder también pasar esa página que ellos ya pasaron hace tiempo sin importarles haber traicionado a sus propios militantes asesinados. Una página que les otorgó impunidad e incluso reconocimiento nacional a los asesinos y condenó nuevamente a los vencidos. Una página que se quedó ahí a medio pasar porque no todos fueron considerados de la misma forma.

Autora: Ani García Pérez

 

Anuncios

Acerca de radiorecuperandomemoria

La radio que da voz a la Memoria Histórica
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s