Aniversario del asesinato de Lluis Compayns

El siglo belicoso siglo XX recorrió Europa y por añadidura España que aunque paralelamente en los hechos más destacados siempre nuestro país fue afectado de manera muy particular. Ninguna de las dos guerras mundiales vio la participación oficial de España y como consecuencia de ello el régimen fascista que simbolizó el franquismo se comportó de manera más impúdica. El pasado día 15 de octubre se cumplieron 77 años del asesinato del único presidente de un gobierno ejecutado por un régimen, el de Lluis Companys i Jover.

imatge_Companys.jpg_2034200976.jpg

Es probable que estas últimas semanas ustedes hayan leído numerosas referencias al presidente de la Generalitat Companys con motivo de la consulta catalana comparándola con la declaración del estado catalán realizada por éste en octubre de 1934. Hace unos días escribimos sobre el tema para esclarecer las diferentes coyunturas que rodearon los dos hecho que pocos paralelismos sociopolíticos guardan. Companys nunca proclamó la independencia de Cataluña de España sino el estado catalán dentro de la república española. Aunque supuestamente no fue esa decisión por la que el consejo de guerra franquista le condenó a muerte, no se nos puede escapar el hecho de que su participación en la huelga revolucionaria tuvo una influencia inequívoca en el interés en localizar y detener al presidente. El encargado de los contactos con las autoridades nazis fue el cuñadísimo Serrano Sueño quien tenía buenas relaciones debido a sus numerosos viajes a Alemania y su conocida germanófilia nazi. Partidario de la implicación española con el Eje en la segunda guerra mundial, Serrano Suñer que por aquel entonces era ministro de la Gobernación envió en un extenso listado de personalidades republicanas para su detención y extradición a las autoridades nazis responsables de la Francia ocupada. Era sabido que Companys operaba desde París y sus alrededores puesto que la oficina de la Generalitat en el exilio se encontraba allí. No debió de ser difícil localizarle ya que la presencia de Lluis Companys no era ningún secreto.

Se sabe con seguridad que el 13 de agosto fue detenido por la GESTAPO y se le extraditó el 29 de dicho mes por la frontera de Irún. El policía Pedro Urraca que posteriormente sería condenado por las autoridades francesas a muerte por su colaboración con el nazismo se encargó de su entrega. Desgraciadamente Urraca escapó de la justicia al encontrarse en España cuando se le juzgó una vez finalizada la segunda guerra mundial. Así pues tenemos policías, políticos fascistas , y la terrorífica GESTAPO involucrados directamente en el asesinato de Companys, de estos tres actores solo dos tuvieron impunidad absoluta. Serrano Sueño murió centenario en la cama al igual que su cuñado jefe Franco que dio el enterado el día antes del asesinato de Companys como establecía la legislación. Pedro Urraca siguió trabajando de policía y falleció en 1987 a los 85 años como un plácido ancianito mientras gobernaba el felipismo a sus anchas. Tanto el gobierno alemán como el francés con Helmut Kolh y François Mitterrand respectivamente pidieron perdón oficialmente en 1990 por la participación de sus países en la detención de Companys. Se conoce que para sus gobiernos el débil argumento de reabrir viejas heridas adquiere un significado muy distinto al que interpretamos aquí y consideran que precisamente el cerrarlas moralmente aunque hayan transcurrido décadas es no solo una obligación sino un acto positivo de salud democrática.

companys-celda--575x322.jpg

En el consejo de guerra se acusó a Companys de todos los desmanes que se produjeron en Cataluña durante la guerra civil. Asesinatos  de religiosos, autoridades políticas y saqueos. Todo aquello que ha sido archiprobado por los historiadores sobre la desaparición del orden gubernativo, una vez tomado el control las milicias armadas, no tuvo ninguna consideración por los militares. Según ellos ya de por sí oponerse al golpe militar y defender la legalidad ya suponía un crimen como sucedía con todo aquel juzgado por su oposición al fascismo. En esencia la condena de Companys no difiere mucho de otros ejecutados republicanos salvo la responsabilidad que se le atribuyó.

 

http://www.fideus.com/setencia%20lluis%20companys.htm

 

En marzo de este año el congreso rechazó con los votos del PSOE, Ciudadanos y PP la anulación del consejo de guerra.

 

http://www.lavanguardia.com/politica/20170308/42675748804/el-congreso-rechaza-anular-consejo-de-guerra-a-lluis-companys.html

Correrían una suerte similar políticos como Cruz Salidos y el ministro bilbaíno Zugazagoitia, también detenidos en Francia por la GESTAPO. Es una anomalía más, otra de las muchas que adolece España sobre su historia y memoria. Que sigamos recibiendo lecciones de países vecinos que han sufrido tanto o más el fascismo debería hacérnoslo mirar. Confiemos en que no tengan que transcurrir otros setenta y siete años para ver reparada la dignidad de tantas víctimas, entre ellas por supuesto la del presidente Lluis Companys i Jover.

Autor: Jordi Pedrosa

Anuncios

Acerca de radiorecuperandomemoria

La radio que da voz a la Memoria Histórica
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s