La Revolución de Asturias, octubre de 1934: La Revolución obrera, la Revolución minera

 

    En la madrugada del 5 de octubre de 1934, en medio de una huelga general que fracasa en el resto de  España, 9000 mineros asturianos se alzan contra la autoridades tomando el control de los ayuntamientos y cuarteles de la Guardia Civil.

Los socialistas y los partidos de izquierda estaban muy preocupados por el auge del fascismo europeo y el claro apoyo que les brindaba el gobierno de la derecha republicana de Lerroux.

Ante esta situación se fragua entre UGT-PSOE y la CNT la Alianza Obrera con un documento que se firma en un bar de Gijón el 27 de abril de 1934, a la que más tarde se unirían la Izquierda Comunista, el BOC y el PCE. No hay duda que esta Alianza se forja en una gran tierra revolucionaria y que serviría como preámbulo a todos los acontecimientos que le preceden en su historia.

Carteles-sobre-la-Revolución-de-Asturias-de-1934

Aquella madrugada la dinamita, y la decisión va rindiendo cuarteles, comisarias y ayuntamientos. Los carabineros, la policía y los guardias se oponen con dureza.  Sin embargo, hubo complicidad y pasividad en el ejército, algo de lo que se les acusó el los posteriores consejos de guerra.

La pretensión de la Alianza era instaurar la Comuna Asturiana a modo de Comuna de París, proclamando un régimen socialista donde gobernaran los Socialistas( o Comunista) como en Mieres o Sama de Langreo, o de carácter anacosindicalista como en Gijón o La Felguera.

Los revolucionarios, convertidos en guerrilleros, funcionaban en grupos y cada grupo tenía un jefe o líder que recibía las órdenes y transmitia las novedades a los enlaces del Comité de la Alianza Obrera. Van armados con fusiles, escopetas y pistolas, pero se abren paso con la dinamita y la gasolina. No están militarizados, no son un ejército, por eso mantienen también una natural obediencia y consideración para con los líderes sindicales y políticos que conocen.

783915e078f6321015e078f6321044110a0a____.jpg

La capital del principado acabaría cayendo el día 9 de octubre debido a una serie de fallos que permitió a las autoridades realizar una serie de defensas (no lo suficientemente fuertes). Para el día 10 de octubre, casi toda Asturias se había levantado en armas contra el gobierno central creando un ejército conformado por mineros y obreros, llegando a una cifra de 30.000 hombres.

Sin embargo, el presidente Alejandro Lerroux no podía permitir esta insurrección motivada por la entrada  de tres ministros pertenecientes a la CEDA.

Por decisión del general Franco, que dirige las operaciones desde Madrid, entran en Asturias los Regulares del ejército de África y la Legión procedente de Marruecos. Franco era asesor del  Ministro de Guerra y conocía muy bien la región ya que allí había pasado una temporada en 1917, donde conoce a Carmen Polo.

Asturias-miners.jpg

El 11 de octubre llegaban al núcleo central de Oviedo las tropas marroquíes al mando del teniente coronel Juan Yagüe Blanco. Miles de mineros contra miles de militares, ambos con gran cantidad de munición. La resistencia fue inútil. El gobierno de la República opta por responder con toda la dureza posible para sofocar la Comuna Asturiana.

El 13 de octubre Oviedo capitulaba. Los obreros se retiran a las cuencas mineras donde se conforma el último Comité Revolucionario.

El 18 de octubre, tras dos semanas de Revolución, todo se termina. A partir de ese momento comienza la dura represión sobre los huelguistas.

1934-asturias-prisioneros

El balance de muertos y heridos es difícil de cuantificar. Las datos arrojan un total de 2.000 muertos, 3.000 heridos y 30.000 prisioneros. En aquellas dos semanas de Revolución, en las que incluso se llegó a emitir moneda propia, ciudades como Oviedo quedaron arrasadas. En palabras de Manuel Chaves Nogales,José Díaz Fernández o Josep Pla, los primeros periodistas que llegaron a Asturias para contar lo ocurrido con miradas muy diferentes, la visión era desoladora. En palabras de Chaves :Pasarán varios lustros antes de que Asturias pueda levantar cabeza si España entera no acude en su auxilio”.

  Bien podemos resumir lo que significó la Revolución de Octubre en palabras de José Díaz Fernández: Me conmueve el heroísmo de esos mineros que, sin pensar si van a ser secundados, se lanzan a pelear por una idea que va dejando de ser una utopía, sin pensar si son bien o mal dirigidos, ofreciéndole a la revolución la vida, porque es lo único que tienen.”

     La palabra que resume el sentimiento general de la mayoría de los trabajadores en este año 1934 era el desencanto. Las esperanzas puestas aquel 14 de abril de 1931 se habían desmoronado ante el cambio de gobierno a la derecha tras las elecciones de noviembre de 1933 que darán una vuelta de tuerca en ese octubre de 1934 con la entrada de la CEDA.

manifestacin1934mieres1

La repuesta del pueblo asturiano fue rápida y decisiva ya que ellos fueron los primeros que no aceptaron la imposición y la injusticia que desgraciadamente veríamos dos años después.

Más información: https://www.youtube.com/watch?v=V0UQRxhQ1X4

Autora:  Nanny García

 

Anuncios

Acerca de radiorecuperandomemoria

La radio que da voz a la Memoria Histórica
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s