28 de septiembre: Día de Acción Global por el acceso a un Aborto Legal, Seguro y Gratuito

Cada 28 de septiembre se celebramos en todo el mundo lo que también es conocido por el Día por la Despenalización y Legalización del Aborto, una iniciativa que surge en el V Encuentro Feminista Latinoamericano celebrado en 1990 y a la que se han ido sumando diversos colectivos feministas a lo largo de estos años.

Lo que se pretende con este día es hacer una campaña de sensibilización y de presión hacia los gobiernos para que despenalicen el aborto,  den acceso un aborto seguro y asequible, y que acaben con la estigmatización y la discriminación de las mujeres que deciden abortar.

 Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada año se practican 20 millones de abortos en el mundo. De ellos la mayoría son ilegales y se suelen practicar en unas concisiones realmente precarias  que ponen en un serio riesgo la salud de las mujeres, muchas de ellas niñas sometidas a abusos sexuales por parte de sus padres o familiares cercanos.

CIMG0574

 Las cifras de muertes por estos abortos ilegales en estas concisiones, son realmente escalofriantes. El 99% de la mortandad materna resulta de estos abortos clandestinos que tienen como escenario a  países pobres como América Latina o el Caribe.

En nuestro actual sistema capitalista- patriarcal, y en cualquier sistema dominante a lo largo de la historia, se ha querido dominar el cuerpo de la mujer, decidir sobre nuestra sexualidad y controlar nuestra capacidad reproductiva en beneficio del propio sistema.

 Obligaciones como la virginidad o la maternidad impuestos, desde la niñez, por los estamentos sociales, y muy especialmente por la mayoría de las religiones o creencias que pretenden reprimirnos y oprimirnos por el simple hecho de ser mujer, nos abocan por miles a una presión social y familiar de la que difícilmente podemos escapar.

Las mujeres que nos atrevemos a desafiar estas leyes somos repudiadas, estigmatizadas, señaladas y en muchos casos lo único que conseguimos al final es una muerte asesina y criminal, la cual “ellos” ven justa y necesaria.

 Sin embargo, esto no es exclusivo de países pobres. Desgraciadamente está ampliamente instaurado en países llamados del primer mundo como es caso de España que a pesar de tener una ley aprobada en 2010 que significó un avance en relación a la Ley del Aborto de 1986, se puede ver amenazada por el “moralista” de turno, llámese Gallardón, o cualquier otro retrogrado, machista, ultracatólico y misógeno que nos toque en suerte. De hecho, la última reforma que se hizo en 2016 se prohibía a los menores de 18 años abortar sin el consentimiento paterno, algo que ya se había logrado con la  Ley de 2010.

Aquellos que se amparan en la crisis, con recortes tanto en sanidad y educación como en todos los derechos sociales y laborales, lo único que pretenden es acabar con todo lo luchado y  conseguido por las mujeres en todos estos años. Nos despiden masivamente. Nos relegan a trabajos que, por nuestra “condición y naturaleza”, somos capaces de realizar “abnegadamente”. Tareas como ayuda a los familiares dependientes, cuidado de los hijos, labores domésticas,…con salarios mínimos de subsistencia, en el mejor de los casos. Nos están llevando hacia donde ellos consideran que debemos estar

  Los actores que dominan las capas más ultraconservadoras y católicas de este país están desarrollando una campaña fascista feroz en contra de las mujeres que tienen por objetivo terminar y exterminar con todos los derechos alcanzados desde los años 70, y donde colectivos como las mujeres inmigrantes están completamente excluidas del sistema.

Sin embargo, para aquellos que piensan que las mujeres que desafiamos a la “naturaleza” o al “derecho divino” que conlleva nuestra condición, que no tenemos ni derechos, ni oportunidad de luchar por ellos, se equivocan. Nuestro derecho a decidir cuál será nuestro futuro está por encima de ningún derecho.

El aborto no es un capricho para nosotras. Cuando nosotras decidimos abortar lo hacemos por razones de peso. No por algo arbitrario y sin sentido. Somos conscientes de que esta decisión nos puede conllevar  un trauma difícilmente superable de por vida. Nuestra decisión depende de circunstancias muy dispares pero en las que generalmente interviene el componente social o familiar. Hijos engendrados producto de violaciones, hijos engendrados producto de la inmadurez, hijos engendrados con graves secuelas físicas o psíquicas…… ¿ Qué será del futuro de esos hijos ? ¿ Qué será de nuestro futuro?  No abortamos por egoísmo.

En este país se cierran cada día centros de planificación familiar. Los facultativos  no tienen la suficiente formación o se declaran objetores de conciencia.

Muchos colectivos y asociaciones feministas están supliendo estas labores que son un deber en un estado de derecho democrático. Realizan cursos, charlas y apoyan, física y psicológicamente, a grupos  de mujeres en una indecente exclusión social.

aborto

Necesitamos que las instituciones nos respalden. Necesitamos que las labores de formación y  prevención en educación sexual no sean invisibles, no sean un tema tabú. Necesitamos profesionales concienciados que nos apoyen como personas que somos, necesitamos que nuestra sociedad avance hacía un mundo más justo, libre y solidario.

¡Seguiremos luchando!

“Educación sexual para decidir, Anticonceptivos para no abortar y Aborto legal para no morir”

Autora: Nanny García Gómez

Anuncios

Acerca de radiorecuperandomemoria

La radio que da voz a la Memoria Histórica
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s