Las amenazas policiales a Cristina Fallarás.

Volvemos tras las merecidas vacaciones y nos cuesta elegir entre las numerosas noticias que han sacudido este país durante la época estival. No pocos acontecimientos hemos vivido este verano que merezcan atención informativa sin embargo me he decantado por uno muy reciente que el pasado lunes indirectamente tomó una dimensión mayor de la esperada.

El anterior sábado el monumento a las víctimas del franquismo de la localidad navarra de Otsoportillo, cercano a la sierra de Urbasa, fue saboteado con unas pintadas fascistas y amenazas. La yugo y las flechas falangistas acompañadas de una frase: “Aun hay sitio para más”. El lugar donde se encuentra el monumento es una sima desde la que eran arrojadas las víctimas republicanas y que guarda similitud  con las ejecuciones que se puede contemplar en la película “La buena nueva” de Helena Taberna ambientada en Alsasua. Un lugar reconocido como de memoria donde hace un año ya fueron realizadas algunas exhumaciones de restos en las fosas que allí se encuentran. La Sociedad de Estudios Aranzadi llevó a cabo los trabajos científicos para analizar e identificar los restos. El sabotaje mencionado guarda una sospechosa relación con el que sufrió en Bilbao el monumento a los combatientes republicanos en el monte Artxanda. El mismo yugo y flechas que en Otsoportillo. Que pudieran tratarse de los mismos fascistas o no es quizá lo menos revelante. Cabe suponer que más pronto que tarde los desperfectos serán solventados y las esculturas recuperen su estado original.

Veamos lo más escandaloso de la noticia por las repercusiones que conllevó.
El pasado lunes a mediodía en el programa televisivo de Cuatro “Las mañanas de Cuatro” cuyo contenido informativo suele tratar la actualidad política y al cual son diversos invitados, generalmente periodistas y tertulianos políticos a una mesa de debate, difundió la noticia del sabotaje al monumento. La periodista y escritora Cristina Fallarás indignada por tal suceso aseveró que la acción siendo condenable tiene detrás la realidad de la existencia de una extrema derecha española a la que no siempre se le da la importancia que merece. Hasta aquí todo en orden. Pocos minutos después en twiter la cuenta de Sindicato Unificado de Policía de Navarra @NavarraSup atacaba a Cristina Fallarás de manera inaudita acusándola de protestar por unas pintadas que eran puntuales mientras callaba sospechosamente por otras en favor de ETA.

Podemos deducir sin temor a equivocarnos que para el sindicato policial el condenar públicamente por parte de un periodista el sabotaje de cariz fascista es motivo de sospecha si ello no viene acompañado por las tan manidas siglas de ETA. No se puede ser antifascista así sin más, debes primero despejar las dudas de tu filoterrorismo o serás señalado como equidistante como poco cuando no cómplice silencioso de los asesinatos de ETA. Es inaudito que en un país que presume de democrático sucedan comportamientos similares máxime cuando se refiere a policías que parecen olvidar que su trabajo pagado con nuestros impuestos es precisamente el de defender la libertad y los derechos amenazados de los ciudadanos. Hasta la fecha de hoy el SUP no solo no ha rectificado sino que se mantiene en sus trece y la polémica suscitada ha atraído a elementos indeseables que incluso han deseado la muerte de Cristina Fallarás después de comenzadas las acusaciones sobre ETA.

Tras lo cual se han venido sucediendo varios mensajes más en la cuenta oficial de la SUP de Navarra manteniendo el mismo nivel de  acoso a Fallarás. Finalmente la polémica ha conseguido consecuencias positivas y tanto ayer como hoy la agredida ha recibid numerosos mensajes de solidaridad por parte de compañeros periodistas y políticos como Irene Montero así como de la Asociación Reformista de Policías quienes se han mostrado públicamente su apoyo con Cristina.

IMG_20170906_163520 (1)

Aunque necesarias y siendo de agradecer, consideramos que los agravios y difamaciones deben obtener una respuesta institucional por parte de los responsables y mandos superiores al vulnerarse claramente la libertad de expresión periodística y la intrusión en el honor con el añadido de que el origen proviene de un reconocido sindicato del Cuerpo Nacional de Policía. Ya están tardando.

Autor: Jordi Pedrosa

Anuncios

Acerca de radiorecuperandomemoria

La radio que da voz a la Memoria Histórica
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s