DERECHOS DE LAS MUJERES, UNA ESTUPIDEZ MÁS 

Vivimos en un mundo en el que se nos ha educado para ser menos. No sólo para ser menos sino, también, para que se nos considere como menos.

Las mujeres somos esas que, en principio, nunca ganamos. Nunca hemos sido las salvadoras sino las salvadas, nunca hemos sido las decisoras sino las decididas, nunca hemos sido a las que se nos ha dejado estudiar sino las estudiadas. Nunca hemos sido importantes para lo que el mundo considera importante, excepto para dar vida e incluso en eso, en muchas ocasiones, no nos dejan decidir.

Tenemos que partir de la base de que los hombres tienen unos privilegios que nosotras no, y que a los hombres se les ha enseñado a ser determinantes y a nosotras determinadas.

Eso todo el mundo lo sabe, incluido los niños que no se quieren vestir de rosa porque ese color es el color de las niñas, es el color de las salvadas, las decididas, las estudiadas, las determinadas, las débiles….

También somos ganado.  Carne fresca que sacar en los flyers de las discotecas, en las revistas de ropa, incluso en un anuncio de tampones nos ponen el culo de una mujer en vez de diseñar un anuncio para nosotras.

Juegan con nuestros miedos. Con nuestros miedos a no cumplir la norma: a no ser delgadas y curtidas, a llevar el pelo largo y sedoso, a trabajar en una cosa u otra.

Deciden por nosotras, aunque en muchas ocasiones no nos demos cuenta porque el machismo está tan arraigado que nos venda los ojos.

Nos venda los ojos a nosotras, a nuestro entorno, al vecino de al lado y al compañero de trabajo. Y por eso, en el momento en el que una se arranca la venda, o se la intenta arrancar es atacada. Cuando sacamos la campaña de #MadridSinManspreading y me preguntaban por ella a modo de ataque, yo siempre respondía lo mismo “las estupideces de hoy serán los derechos de mañana”. Ahora me doy cuenta de que me equivocaba. No es una estupidez y yo misma caí en el machismo que se mete por los poros de cada persona del mundo como si de contaminación, polvo, basura, mierda se tratara.

No señores, no es una estupidez, igual que no era una estupidez que existiese una Declaración de Derechos de la Mujer y la Ciudadana, igual que no es una estupidez que las mujeres pudiésemos votar, igual que no es una estupidez que tengamos derecho al aborto… quiero reseñar que hay cosas (evidentemente) más necesarias que otras, pero eso no convierte a las menos importantes en una estupidez porque los derechos de las mujeres son de todo menos estúpidos.


Por: Microrrelatos Feministas 

Anuncios

Acerca de radiorecuperandomemoria

La radio que da voz a la Memoria Histórica
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s