¡Palestina Libre!, 50 años de una ocupación ilegal ( parte I )

El 5 de junio de 1967 se producía una segunda invasión del territorio de Palestina. Tras una guerra fulminante, la llamada “guerra de los Seis Días”, el ejército israelí logra apoderarse de lo que le faltaba de la Palestina histórica (el 23% restante del territorio de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Oriental), además de la península de Sinai (de Egipto) y Golán (de Siria). Sin embargo, su historia, la historia del conflicto palestino-israelí no comienza ni termina aquí.

Primera Intifada

Desde el siglo XVI hasta la I Guerra Mundial, el imperio otomano gobernó Palestina. La nación palestina moderna se forjó en el curso de la resistencia contra ese imperio, con una cultura común, un territorio contiguo y una vida económica truncada pero coherente de agricultura y procesamiento de productos agrícolas (como el aceite de oliva).

Mientras en Europa el sionismo adquirió fuerza como ideología a principios de este siglo, en los países del centro y este de Europa (Rusia, Polonia, Austria, Alemania) y fue una respuesta a los ataques racistas de los gobiernos de estos países contra sus ciudadanos judíos.  El sionismo es una ideología política, que usa la religión para justificar sus acciones. Se basa en el derecho de los judíos a tener su propio estado y a considerar, en la práctica, a todos los árabes como el enemigo a extinguir. El sionismo siempre ha tenido que aliarse con los poderes imperialistas dominantes en cada momento histórico. Al terminar la I Guerra Mundial eran los británicos quienes controlaban Oriente Medio. Después de la I Guerra Mundial, las potencias imperialistas se repartieron Palestina y los demás territorios del derrotado imperio otomano en medio de una encarnizada competencia por el petróleo, un producto económico y militar muy codiciado. En 1922, Gran Bretaña logró un “mandato” para gobernar a Palestina como colonia.  Al final de la I Guerra Mundial, en 1918, unos 680,000 palestinos y 56,000 judíos habitaban Palestina. Los primeros eran dueños del 97% de las tierras.

Entre 1917 y 1948 los sionistas siguieron con su objetivo de establecer en Palestina su propio Estado. Para ello empezaron a comprar tierras a los terratenientes feudales palestinos, con lo que el campesinado árabe fue reemplazado por colonos sionistas. En las ciudades palestinas, crearon su propio sindicato, Histradut, que en hebreo significa: sólo para judíos. Con esto queda claro que los sionistas no tenían una visión ni socialista ni internacionalista.

Los intereses de Gran Bretaña en la región quedan al descubierto en las palabras de Winston Churchill, Ministro británico: Un Estado judío bajo la protección de la corona británica, que podría contar con tres o cuatro millones de judíos…, sería desde cualquier punto de vista beneficioso, y sobre todo estaría en total armonía con los verdaderos intereses del imperio británico.”

 En los años 30 hubo una oleada de manifestaciones, huelgas y luchas armadas, que incluyó una huelga general que duró meses. La huelga topó con una represión brutal por parte de los británicos, al final fue desconvocada por los dirigentes palestinos con el apoyo de los reyes árabes. En 1936 los británicos usaron, por primera vez, contra los palestinos la llamada Policía Auxiliar, que estaba constituida por milicias sionistas armadas. Durante estos años, miles de palestinos fueron encarcelados por los británicos. A su vez los colonos sionistas se convirtieron en opresores brutales de los palestinos.

Durante la II Guerra Mundial, Gran Bretaña y Estados Unidos pusieron límites a la emigración de refugiados judíos procedentes de Europa, a sus países y a Palestina, con la intención de mantener pasiva a la población árabe y asegurarse con ello el suministro de petróleo durante el conflicto.

Tras la II Guerra Mundial, Estados Unidos surgió como la primera potencia imperialista y reemplazó a Gran Bretaña en el control  del Medio Oriente. En plena Guerra Fría, Estados Unidos, como nueva potencia occidental, se aseguraba así un aliado en Oriente Próximo, una zona muy importante por su potencial económico (grandes reservas de petróleo) y por su posición estratégica.

destrucción

 En noviembre de 1947, maniobró una resolución de la ONU que dividió a Palestina en dos estados, un estado sionista y otro árabe. En aquel momento, los palestinos tenían el 92% de la tierra y el doble de la población que los sionistas, pero la división le dio el 54% del territorio a Israel. En mayo de 1948, cuando los palestinos y los países árabes rechazaron la división de Palestina, Israel inició una guerra contra los palestinos. Las fuerzas israelíes masacraron a toda la población indefensa de determinada ciudades palestinas, la primera de ellas fue el pueblo de Deir Yassin, más de100 mujeres y niños entre los asesinados, dejando a algunos de ellos vivos para que en su huida, al dar testimonio de lo sufrido, sirviesen de portavoces que extendiesen el terror e hiciesen huir a los demás palestinos.. En enero de 1949, cuando terminó la guerra, casi 800,000 palestinos (los dos tercios de la población) estaban exilados en Líbano, Jordania, Siria, Gaza y Cisjordania, e Israel confiscó el 77% de Palestina.

A partir de ahí Israel inició sus guerras expansionistas: la guerra de Suez en 1956, la guerra de los 6 días en 1967, la invasión de Líbano en 1982. Un largo calvario para los palestinos, que se tradujo en campos de refugiados bombardeados sistemáticamente por el ejército israelí, por ejemplo: el trágico bombardeo de los campos de Sabra y Chatila en 1992.

En los años 60, se dio un auge de lucha revolucionaria en Palestina. En 1965, varias organizaciones guerrilleras emprendieron la lucha armada con el fin de crear un estado democrático laico (no religioso) en todo el territorio palestino. En marzo de 1968, los combatientes palestinos repelieron un ataque israelí de gran envergadura en la batalla de Karameh, Jordania.

Mañana publicaremos la parte 2.

Autora: Nanny García Gómez

Por un 1€ puedes hacer que sigamos adelante. Pincha el enlace y apoya con #1EuroPorLaMemoriaTEAMING

Anuncios

Acerca de radiorecuperandomemoria

La radio que da voz a la Memoria Histórica
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s