Homenaje por los 80 años de la batalla de Bilbao.

Este domingo 18 de junio varios colectivos e instituciones han rendido, en el monte Artxanda de Bilbao, un homenaje como cada año a los soldados que defendieron la legalidad republicana los días previos a la caída de Bilbao. Junto al monumento de la Huella que recuerda los batallones que integraban el XIV Cuerpo de Ejército que defendieron la villa, anteriormente había sido llamado el Euzko Gudarostea o 1º Cuerpo de Ejército de Euzkadi. Cuando el 12 de junio de 1937 la ofensiva franquista contando con el apoyo de la Legión Cóndor y la italiana rompió y abrió brecha en el Cinturón de Hierro a la altura de Gaztelumendi, (Larrabetzu, a 10 kilómetros escasos de Bilbao), la invasión de la ciudad era solo cuestión de tiempo. Perder lo que quedaba de Vizcaya iba a suponer un golpe a la moral del gobierno republicano muy importante y al franquista la posesión de una valiosísima industria pesada y de recursos naturales que serían incorporados a la maquinaria bélica en las sucesivas batallas. Una semana resistiría en Bilbao el Gobierno vasco haciendo uso de las insuficientes armas y vehículos que disponía pero todo el tiempo que pudiera retrasar el avance del enemigo era importante para evacuar la cudad. Civiles, personalidades políticas y armamento con el que poder disponer en lo sucesivo fueron evacuados por la única vía terrestre de escape posible; la carretera general de Santander.

bilbao 5

Consciente de que la defensa de Bilbao era imposible de sostenerse mucho tiempo, el ministro de Defensa Indalecio Prieto había dado la orden telefónica de aguantar a toda costa. Desde días antes miles de personas estaban siendo evacuadas. Se calcula que unas 100.000 en total dejaron atrás Bilbao y las localidades cercanas. El lehendakari José Antonio Aguirre lanzó un llamamiento a los ciudadanos y ciudadanas vascos para mantener la moral:

En estos momentos de intensa y dramática emoción me dirijo a vosotros con el alma henchida de una fe que es patrimonio de los vascos. El Gobierno está en medio del pueblo, y su acuerdo firme es resistir con ímpetu y fe. Yo confío en este pueblo maravilloso. Yo sé que aquí registrará la historia páginas de gloria. Estoy seguro de que vosotros, al conjuro de mis palabras, débil pero sincero y honrado, sabréis responder como un solo hombre evocando todas aquellas heroicidades que hicieron grande a nuestro pueblo. Aquí el pueblo vasco, ante el mundo entero, ante el asombro de todos, quiere escribir una página más de su gloriosa historia”.

bilbao 1

 Se sabía que desde que Bizkaia quedó geográficamente aislada el suministro de armamento y pertrechos era una tarea casi imposible, y que en los días previos a la entrada de los franquistas la superioridad de los fascistas era evidente. El 17 de junio por la noche mientras la la guerra en el monte Artxanda se libra Aguirre abandonó Bilbao por la noche. El consejero vasco de Justicia, Jesús María Leizaola,  ordenó el traslado de los presos de la cárcel de Larrínaga a la proximidad de la basílica de Begoña para ser liberados y que no ser represalias de última hora. La mayoría de los puentes de la ciudad fueron dinamitados pero pese al mandato de destruir las fábricas y algunos edificios por parte del gobierno republicano, el lehendakari Aguirre optó por no sabotear la industria imaginando ilusoriamente que en un futuro próximo volvería a ser necesaria para ellos. También se impidió la voladura de la universidad de Deusto y de la iglesia de San Nicolás. En Bilbao habían quedado como miembros destacados del Gobierno, Santiago Aznar del partido socialista, Leizaola del PNV y Jesús María Leizaola y Juan Astigarrabía del PCE. Un día más resistió Bilbao. Perdido el monte Artxanda y tomado por los requemes el otro monte emblemático, el Pagasarri, todas las entradas excepto la de Santander eran controladas por el ejército franquista. La tarde del 19 de junio de 1937 el ejército fascista silenciosamente por Atxuri, Deusto y Begoña sin resistencia. El día 22 toman Sestao Portugalete y Santurce sin disparar un solo tiro. El resto de Vizcaya poco después. A partir de entonces comenzaría la represión sobre los ciudadanos bilbaínos y sobre las autoridades y militares que fueron apresados, como el coronel Gumersino de Azcárate Gómez, fusilado en ese mismo año. O el consejero de sanidad Alfredo Espinosa pese a ser apresado en Zarauz, asesinado el 24 de junio.

bilbao 2

Aunque la resistencia de Bilbao al final fracasó, el honor y la gloria de aquellos hombres que lucharon hasta las ultimas consecuencias en los perímetros de la ciudad para retrasar el máximo tiempo posible la entrada del enemigo es reconocida cada año institucionalmente con la habitual excepción del PP. Miembros sindicales, el alcalde de Bilbao, agrupaciones socialistas, familiares y militantes de varios partidos han asistido hoy como cada año junto al monumento de la Huella, ubicado en el mismo punto donde se encontraba el casino de Artxanda, lugar de encarnizados combates la víspera del 19. Aurreskus y txalaparta han sido interpretados como sentido homenaje a aquellos hombres que lo dieron todo y en muchos casos hasta la vida. Nuestra deuda y reconocimiento es para con ellos. Aunque el gobierno español le da la espalda, en Euskadi la memoria histórica sí merece el apoyo del Gobierno autonómico. Algo es algo.

bilbao 4

Autor: Jordi Pedrosa

Por un 1€ puedes hacer que sigamos adelante. Pincha el enlace y apoya con #1EuroPorLaMemoria: TEAMING

Anuncios

Acerca de radiorecuperandomemoria

La radio que da voz a la Memoria Histórica
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s