LÚCETE BIEN HERMOSA

Las seis de la mañana. Te has levantado 45 minutos antes para lucirte bien hermosa. Para darte esa ducha y quitarte los pelos que seguramente te habrán salido en la pierna o en las axilas, para echarte crema y estar suave, para plancharte el pelo o rizártelo, o hacerte ese recogido tan complicado en que se te van 15 minutos con el formato acierto- error, para ponerte la base de maquillaje que eliminará tus “imperfecciones”, colocarte el anti ojeras, para dejarte lo ojos grandes y los labios carnosos, porque tienes que lucir bien hermosa.

En el fondo da igual lo que hayas hecho la noche anterior, da igual que hayas estado riéndote con tus amigas en un bar, da igual si te quedaste viendo series, cenando con tu familia, da igual si te tiraste la noche llorando, hablando, discutiendo, vomitando, en urgencias… da igual, porque al día siguiente tienes que lucir bien hermosa. Igual que tienes que lucir hermosa cuando tienes la regla y te duele todo. Ese dolor de ovarios que muchas conocemos, las piernas agarrotadas, el sofoco, los riñones pinzados, las vomitonas incluso las diarreas, pero… tú tienes que lucir hermosa.

Tied-Up-Hanna-.jpg

foto de rev967

Tienes que lucir hermosa el día que estás enfada, el día que estás triste, el día que estás seria, el día que estas adormilada.

Tienes que lucir hermosa pese a dormir cinco horas porque trabajas, cuidas a los hijos y llevas la casa. Tienes que hacerlo estando enferma con la gripe, con una gastroenteritis o con esa desagradable alergia con la que no paras de moquear.

Coge fuerzas y aire, sobre todo aire, y ponte ese sujetador push up con el que no puedes ni respirar, luce hermosa, coge el corsé y aprieta, el tacón y sube, la cera y tira…

No hables demasiado, no te muestres siempre tal y como eres, no te revoluciones, no luches, no grites, no opines, no comas demasiado, no bebas demasiado, siéntate bien, sonríe, si te toca no es para tanto, son paranoias tuyas, déjales hablar, trae el vino, pon la mesa, quítala, haz la comida, no repliques, cállate, eres una histérica, no tienes razón, exagerada, cállate, no hagas ruido, no salgas sin mi permiso, contéstame al teléfono, cállate, no salgas con tus amigas, ni con tus amigos, dame tu teléfono, con quién hablas, cállate, cállate, te he dicho QUE TE CALLES, pero… te quiero ver bien hermosa.

Por: Microrrelatos Feministas

Por un 1€ puedes hacer que sigamos adelante. Pincha el enlace y apoya con #1EuroPorLaMemoria: TEAMING

Anuncios

Acerca de radiorecuperandomemoria

La radio que da voz a la Memoria Histórica
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s