¡Basta de reprimir al pueblo saharaui!

El pasado diciembre se hacía un llamamiento urgente mediante un comunicado por parte de Asociación de Familiares de Pres@s y Desaparecid@s Saharauis (Afapradesa)  para la liberación del Grupo de Gdeim Izik, y todas las y los presos políticos saharauis.  Gracias a la presión internacional que reclamaba la liberación de 24 saharauis del grupo Gdeim Izik  que llevan encarcelados más de 6 años en la cárcel de Sale de la capital marroquí, el Gobierno alauita decidió enjuiciar a estos activistas. Sin embargo, según las denuncias de diferentes colectivos y asociaciones los juicios son una farsa. La Izquierda Unida Europea(GUE/NGL): “El GUE/NGL expresa su total solidaridad con los detenidos del grupo Gdeim Izik y pide a las autoridades marroquíes a liberar a todos los prisioneros” GUE/NGL también expresó su “apoyo a los esfuerzos para lograr una solución justa que asegure la autodeterminación del pueblo saharaui, de conformidad con las resoluciones de la ONU y en el marco de disposiciones conformes con el derecho internacional y los principios y propósitos de la Carta de la ONU”.

Los Eurodiputados del Grupo GUE/NGL solicitan igualmente la anulación de la sentencia del tribunal militar contra los presos saharauis del grupo de “Gdeim Izik”, basada principalmente en confesiones obtenidas bajo tortura, con el argumento de que estos detenidos son presos políticas. A su vez, CEAS-Sahara denunciaba en mayo este juicio farsa que se reanuda una y otra vez” ante la pasividad y complicidad del Consejo de Seguridad de la ONU en relación con los DDHH de la población saharaui en los territorios ocupados por Marruecos”

logolp

En febrero de 2013, 25 activistas y defensores de derechos humanos saharauis fueron condenados por un tribunal militar marroquí a largas penas de prisión por su participación en el campamento de protesta saharaui de Gdeim Izik en 2010. Las condenas fueron a base de confesiones obtenidas bajo tortura, tras un juicio injusto donde se negó escuchar a los testigos presentados por la defensa, ha denunciado las ONG de derechos humanos como Amnistía Internacional HRW y la ACAT.

El 27 de julio de 2016, la Corte de Casación de Marruecos anuló bajo la presión de las organizaciones internacionales de derechos humanos y juristas, la injusta condena por un tribunal militar contra los saharauis. El juicio se reanudó el 26 de diciembre de 2016 y desde entonces ha sido pospuesto cuatro veces.

El pasado 5 de junio se volvió a reanudar este juicio-farsa, ya van 4. En esta ocasión tal y como anuncia el Comité de las Familias, los acusados habían decidido no participar más en este Teatro ilegal, pero las fuerzas Marroquíes los trasladaron a la fuerza hasta los Tribunales. Pese a ello, una vez en la sala se negaron a comparecer.

En esta sesión, la defensa ha atacado los informes médicos periciales, ya que al ser obra de marroquíes contradicen el Derecho Internacional, principalmente el Protocolo de Estambul, creando una ilegalidad más en un juicio repleto de ellas. El Juez además ha denegado la solicitud de un nuevo examen pericial sobre las torturas.

En el exterior, Saharauis se manifiestan solicitando la libertad de los presos políticos y el juicio a los torturadores del Majden.

Hemos conocido que la portavoz del BNG en Europa, Ana Miranda, se desplazará en domingo 11 de junio a Rabat para asistir como observadora internacional en la reapertura de este juicio.

Los hechos se remontan a noviembre de 2010 cuando miles de saharauis residentes en los territorios del Sahara Occidental, ilegalmente ocupados por Marruecos, decidieron montar un campamento en Gdeim Izik, a 15 Km De El Aaiún, como forma de lucha por el respeto de los derechos humanos del pueblo saharaui por parte de Marruecos. El campamento que llegó a tener 7.000 jaimas –carpas saharauis– con una población de alrededor de 25.000 personas fue ocupado para reclamar de una forma pacífica y civilizada sus derechos sociales y políticos.  GDEIM IZIK, detonante de la primavera árabe; https://vimeo.com/37489779

juez-ruz-acusa-marruecos-genocidio-pueblo-sahara-occidental-ocuparlo-ilegalmente Noticias del Sáhara

Entre el 8 y 9 de noviembre de 2010 las fuerzas se seguridad de Marruecos asaltaron el campamento. En número de fallecidos oficiales fueron 13: un militar, nueve miembros de las fuerzas de seguridad marroquíes, un auxiliar de las mismas y un funcionario de la Oficina de Fosfatos de Marruecos, así como dos saharauis, uno de ellos Baby Hamday Buyema (también llamado Babi Mahmud El Guerga por los marroquíes), nacional española y 163 detenidos solo en el Aaiún. El Frente Polisario señaló que los fallecidos eran diecinueve, 723 heridos y 159 desaparecidos, haciendo público que en la ciudad de El Aaiún había cadáveres degollados en las calles que el ejército marroquí dejaba a la vista para aterrorizar a los habitantes. No obstante, el 11 de noviembre, el Frente Polisario fijó la cifra de heridos en más de 4.500 y más de 2.000 detenidos.

 La República Árabe Saharaui Democrática (RASD) está reconocida internacionalmente, sin embargo, hay dos países que aún no la reconocen, uno es Marruecos y, el otro, España.

 A finales de enero Marruecos entraba de nuevo en la OUA ( Organización de la Unión Africana) que había abandonado en 1984 cuando esta organización admitía a la República Saharaui como miembro de pleno derecho. Este hecho se puede considerar un paso más hacia el reconocimiento del Sahara Occidental como país independiente de Marruecos. Sin embargo, esto es bastante cuestionable.

El pasado enero el diputado de Podemos Jorge Luis Bail planteó una pregunta por escrito al Gobierno en torno a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del 21 de diciembre de 2016 en la que se estipuló que los acuerdos entre la UE y Maruecos en materia agrícola no eran aplicables al Sáhara Occidental. Esta sentencia llega gracias al recurso interpuesto por el Frente Polisario ante el acuerdo comercial sellado en 2012.

La repuesta del Gobierno español el 14 de marzo se limitó a leer la sentencia, dando por supuesto que también admitía la independencia del Sáhara. Sin embargo, el 19 de marzo el ministro de Asuntos Exteriores se apresuró a declarar que nada había cambiado. De hecho, la portavoz de exteriores Ana María Rodríguez hizo una declaración  a la Agencia EFE en la que decía que el Gobierno sigue apostando por una “solución política justa, duradera y mutuamente aceptable”. Dicha declaración fue enviada al gobierno de Marruecos, sin que, al parecer, haya habido respuesta.

 Pueblo-Saharaui-Preos-politicos-620x400

El 6 de noviembre de este año se cumplirán 42 años del final de la presencia española en el Sáhara, en la que tras la conocida Marcha Verde, 350.000 civiles armados con el Corán cruzaban la última frontera de la llamada España colonial, 42 años de traición a un pueblo al que el entonces rey Juan Carlos prometió no abandonar pero sus amistades e intereses con el rey Hassan II fueron más fuertes.

En 1975 la mayoría del pueblo saharaui tuvo que abandonar sus casas para poder sobrevivir lo que produce la ruptura familiar y repercute en su desarrollo político, social y cultural del pueblo.

A pesar de la represión y el control de Marruecos el pueblo saharaui se ha mantenido siempre unido en la lucha, tanto en el Sáhara Occidental como los saharauis desplazados a Argelia que tuvieron que soportar 16 años de guerra.

El 26 de febrero de 1976 nacía la República Árabe Saharaui Democrática con un gobierno en el exilio, en medio de la noche, en el desierto hostil entre Argelia y Marruecos.

A partir de este momento se empezaron a montar los primeros campamentos de refugiados en Tinduf, en las zonas que consiguieron arrebatar a Marruecos, para garantizar la supervivencia  y reorganizar la vida entre los bombardeos de la aviación marroquí.

En este proceso las mujeres saharauis tuvieron un papel esencial. Ellas fueron las encargadas de trasladar a niños y ancianos por en medio del desierto, de noche, de día buscaban refugio evitando los bomberdeos. De hecho las mujeres siguen liderando movimientos y parcelas de poder dentro de los campamentos y en las instituciones. Es el caso de Jira Bulahi delegada del Frente Polisario.

Una parte del pueblo vive dividido por un gran muro fortificado de 2700 Km levantado por Marruecos y sembrado de minas antipersona. Está custodiada por 180.000 soldados. De un lado los campamentos de refugiados, del otro las ciudades ocupadas. Se consideran que en estos campamento viven 100.000 personas en una de las zonas más hostiles del planeta.

Dos generaciones de saharauis  han nacido y crecido en Tinduf. Muchos de ellos estudian fuera pero un grupo de niños se mantienen dentro de los campos. Son los niños con necesidades especiales, un total de 399,  atendidos en 5 centros en El Aaiún, Smara, Dajla, Auserd y Bujador la mayoritaria por personal voluntario no especializado, un trabajo en el que se intenta dar a los niños ayuda para ocupar un lugar en una sociedad a la cual pertenecen, en los que adquieren autonomía y competencias para la integración social para ser participes de la lucha por la liberación de su pueblo. Sin embargo, y a pesar de los esfuerzos, las salidas profesionales de la mayoría de los jóvenes saharahis son escasas.

De nuevo las mujeres cumplen un papel fundamental ya que ellas fueron las pioneras en levantar escuelas, hospitales y sostener una organización ciudadana encomiable.

 

Los programas de economía domestica, sanidad y educación se orientan al desarrollo de la autosuficiencia y autonomía financiera especialmente entre los jóvenes debido al descenso de las ayudas con motivo del desvío monetario a las necesidades actuales  del pueblo sirio.

A pesar de los esfuerzos la vida en los campamentos no está exenta de problemas y los organismos humanitarios se centran principalmente en el abandono escolar o en la delincuencia.

Se ha conseguido la reanudación de vuelos entre Tinduf y varias ciudades del Sáhara Occidental que ha supuesto un beneficio económico y también el reencuentro de muchas familias.

Sin embargo, todo esto sigue siendo insuficiente. Se necesita un acuerdo político entre las parte que permita el desbloqueo. En este acuerdo desempeña un papel fundamental España ya que la cesión del territorio del Sahara Occidental  a Marruecos es nula, no forma ni ha formado parte de Marruecos, está a la espera aún de descolonización. De ello mucha culpa la tiene la ONU ya que desde que se proclama la República 1976 hasta 1988 hay una innactividad que permite a Marruecos continuar con la guerra, la construcción de los muros, un total de 8. Después se intenta que se haga un referéndum  que se paraliza en 1995 por falta de censo y que se reanuda en 1997 con un censo de 130.000 personas. El interés de Marruecos pasa por explotar los recursos naturales de la zona a lo que ahora con esta resolución ya no tiene acceso.

Por lo tanto, la pelota queda en el tejado de España. La responsabilidad es nuestra. Los saharauis siguen siendo españoles como lo eran en 1975.

 Tropas españolas

En 2013 un grupo de la Universidad de País Vasco y la Sociedad Arantzadi liderado por Paco Etxeberria y Carlos Martín Beristain, doctor en psicología e investigador de las violaciones de derechos humano  hacen una campaña cerca de la ciudad liberada de Amgala en unas fosas en Fadret Leguiaa se hayan 8 cuerpos de beduinos, dos de ellos niños, gracias a un testigo ocular, un niño que se escapa de la masacre cometida por una patrulla del ejército marroquí en febrero del 76, huesos y balas con nombres, hueso con carnet de identidad español.

 La Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis ( AFRAPEDESA) habla de 4500 asesinados, un cifra escalofriante teniendo en cuenta que la población era de 200.000 personas. El juez Ruz abrió expediente por la querella presentada por la Asociación en abril de 2015. El gobierno marroquí reconoció sólo 207 casos con  14 niños y 22 mujeres.

En la actualidad Paco Etxeberria sigue trabajando en la apertura de fosas, un total de 15 descubiertas de las que se han intervenido 5 con 14 personas exhumadas, diez de ellas identificadas gracias al perfil genético, en una situación muy dura y difícil, no sólo por las condiciones ambientales o meteorológicas, sino por su proximidad al muro con numerosas minas antipersona. La mayor parte de las víctimas se encuentra al otro lado del muro cuyo acceso es denegado por las autoridades marroquies. La desaparición forzosa de familiares ha tenido y sigue teniendo un impacto psicosocial en las familias de los desparecidos. Fueron bombardeados, tiroteados, desaparecidos e incluso se habla de vuelos de la muerte. Todos ellos, todas las víctimas y sus familias, se encuentran en una situación de impunidad de unos hechos que se produjeron en los estertores del franquismo.

El pueblo saharaui ha demostrado ser un pueblo integro y unido. Ha luchado por defender sus derechos ante el mundo y conseguirá su objetivo a pesar de las trabas del Gobierno de España.

Autora: Nanny García Gómez

Por un 1€ puedes hacer que sigamos adelante. Pincha el enlace y apoya con #1EuroPorLaMemoria: TEAMING

Anuncios

Acerca de radiorecuperandomemoria

La radio que da voz a la Memoria Histórica
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s