Ley Mordaza: cuando la represión se convierte en un negocio.

Todos conocemos en que consiste la Ley de Seguridad Ciudadana, más conocida como Ley mordaza, y aunque no conozcamos exactamente cuales son las prohibiciones, ¡da igual!, estas son tan ambiguas y tan poco definidas que todo dependerá “del color  del cristal  con que se mire”, es decir, todo dependerá del buen hacer o no de la persona responsable de la denuncia.

Desde que esta Ley se puso en marcha el 1 de julio de 2015 se han tramitado 285.919 multas, en las que no se incluyen, ni las interpuestas por la Ertzantza, ni las de los Mossos  d´Esquadra, ni aquellas que aún no se han elevado o han sido desestimadas. Aun así, el Estado se ha embolsado la no desdeñable cantidad 131.470.206€, y que podríamos comparar con la recaudación de las multas por exceso de velocidad que ronda un total de unos 164.206.233€.

El “ranking” de los motivos por los cuales se multa está bastante definido. En primer lugar, “consumo y posesión ilícita de drogas”. Este se lleva la palma con una recaudación de 93.041.261€. Le sigue, de lejos, “portar, exhibir o usar armas prohibidas”, total 13.446.207€ .Y hasta aquí todo sería más o menos normal. Sin embargo, hay un dato que nos preocupa y este se encuentra en el tercer motivo que más multas ha generado; “desobediencia o resistencia a la autoridad”.

eldiario.es

En 2015, en 6 meses, las multas interpuestas por  incumplimiento del artículo 36.6 fueron de 4.311. En 2016 se interpusieron un total de 12.094, el triple. La cifra recaudada en total asciende a 10.196.817€.

 Sin embargo, este no es el único punto significativo en el aumento de sanciones. El 5º punto del “ranking” las “faltas de respeto y consideración”a miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, artículo 37.4 . Si en los últimos seis meses de 2015 se pusieron 3.130, por un valor de 469.203€, en 2016 se interpusieron un total de 19.497, por un importe de 3.006.761€. En este caso la infracciones se consideran faltas leves y su importe va desde los 100€ a los 600€. Diariamente se originan 30 multas al día.

 Viendo estas cifras está claro que hay algo que “falla” . No es normal que se produzca un aumento tan desorbitado en unas infracciones de las que los ciudadanos somos conscientes, en un país en el que precisamente no nos caracterizamos por resistirnos ni a la autoridad, ni a las instituciones, ni a ná de ná. La respuesta a este aumento es bastante sencilla. La autoridad competente, el agente, interpreta subjetivamente si algo es motivo de sanción y pone la multa.

Con el largo historial de años de represión policial en este país todos sabemos que la falta de respeto a un agente se produce por una previa falta de respeto del agente hacia nosotros. Por eso, estoy convencida que estos 2 artículos recogidos en la Ley Mordaza están recogidos para recaudar, además de reprimir cualquier atisbo de lo que sea.

 Con esta Ley no hay ningún tipo de procedimiento penal. Se pone la multa según el criterio del agente y lo que no se conseguía delante de un juez, se consigue de esta manera tan directa. Es realmente escandaloso. En un país sumido en una “crisis” por culpa de la organización mafiosa que nos gobierna, donde el ciudadano va poco a poco viendo recortar sus libertades, y lo que es peor viendo como nos “recortan el bolsillo”, se deja a criterio, interpretación, buen hacer o el “hoy me he levantado en pie de guerra” a un grupo de agentes de la autoridad que pueden interpretar o inventar de la manera que les de la gana la excusa para reprimirnos mediante una multa.

Las cotas a las que se están llegando son aberrantes. Aún mantenemos fresca en nuestra memoria el caso de Cassandra https://radiorecuperandomemoria.com/2017/03/29/cassandra-condenada-a-1-ano-de-prision-por-un-chiste-franquismo-o-democracia/. El último el de Wyoming y Dani Mateo. Sin embargo, ¿ qué hay de esos ciudadanos anónimos multados o procesados por infringir estas leyes?. La última que hemos conocido es hacia una periodista de Catalunya Radio, Mercè Alcocer, que ha sido sancionada por “ desobediencia a unos agentes de la autoridad “ cuando cubría en la Audiencia Nacional el juicio del caso Pujol en la que Mercè denuncia el celo excesivo de los agentes entorpeciendo en todo momento la labor informativa. La multa asciende a 601€.

Debido a esta interpretación tan subjetiva de los agentes se producen situaciones tan surrealistas e inverosímiles que…..El pasado 21 de mayo una joven, Belén Lobeto, fue denunciada en las cercanías del Vicente Calderón donde se había desplegado un fuerte dispositivo policial motivado por la final de la Copa del Rey cuando dos policías se echaron a correr detrás suyo “para pedirme la documentación e informarme de que van a proceder a sancionarme por llevar este bolso” . La sanción impuesta era debida a que  el bolso llevaba unas siglas escritas A.C.A.B. Estas siglas corresponden a un eslogan en inglés “A.C.A.B (All Cops Are Bastards)”, “Todos los policías son unos bastardos”. Sin embargo, nada tiene que ver con el eslogan del bolso, un bolso con una cara de gatito y en la que se lee claramente el significado de estas siglas “ All Cats Are Beautiful”, A.C.A.C.

Bolso por el que fue denunciada una joven El Huffington Post

Una gran mayoría de estas multas se han generado a través de vídeos o comentarios vertidos en las redes sociales. El caso más famoso es la denuncia interpuesta por un Policía Nacional a un usuario de Facebook por difundir un vídeo en el que se veía al agente persiguiendo a un hombre que no logró alcanzar, un vídeo que tuvo 15.000 reproducciones, y donde el usuario se mofaba del agente.

Sin embargo, hay que decir que las sanciones pueden venir de cualquier lado y no siempre las interponen los agentes. Otro caso bastante sangrante es la sanción interpuesta  por el Ayuntamiento de Madrid a un grupo de trabajadores del Hotel Marriott de Madrid protestaban contra un ERE que afectaba a 55 de sus trabajadores a las puertas del hotel. La sanción impuesta era por “ hacer mucho ruido” y la multa de 1600€.

Las leyes son el principal garante de nuestro Estado de Derecho. En todo Estado de Derecho se sustenta sobre el Principio de la  Legalidad que menciona que no hay “Pena sin Ley, no hay Pena sin Crimen”. Este limita el ejercicio de la aplicación de castigos sólo a aquellas acciones establecidas como delitos. Este principio tiene como objetivo disipar los efectos de intimidación, disuasión y prevención respecto a todas las conductas tipificadas como actos contrarios a la ley. Las leyes se hacen como medida de protección a la ciudadanía.

Lo que estamos viendo en estos últimos años no garantiza nuestro Estado de Derecho y menos una Ley Mordaza sujeta a interpretaciones y sin ningún proceso penal que garantice la presunción de inocencia. El deseo de una “dictadura” es la de una gran medida de acciones sin que medie una norma jurídica. Esto es lo que tenemos que interpretar con respecto a esta ley, una ley represiva, una ley que intenta minar cualquier atisbo de protesta, una ley en la que somos perseguidos, y una ley que produce grandes beneficios a un Estado que sólo busca el beneficio propio y no el de sus ciudadanos.

 Autor:Nanny García Gómez

Escucha el último programa de Recuperando Memoria:

Recuperando Memoria t2-15 #RMDeportado4443

Ir a descargar

Por un 1€ puedes hacer que sigamos adelante. Pincha el enlace y apoya con #1EuroPorLaMemoria: TEAMING

Anuncios

Acerca de radiorecuperandomemoria

La radio que da voz a la Memoria Histórica
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s