CUANDO LA POBREZA INFANTIL NO ES UN TEMA QUE DA VOTOS

 

Cuando hablamos de la crisis y de sus consecuencias, la mayoría de las personas piensan en el desempleo, el cierre de empresas, la merma económica, la pérdida de poder adquisitivo…en fin, en todo lo que tiene que ver con lo económico. Pero detrás de todo ello hay personas, vidas deshechas. E incluso puede que en lo último que pensemos es en el colectivo más vulnerable: l@s menores.

Son el colectivo pasivo más afectado y no ya solamente porque padecen las consecuencias de los estragos de la crisis, sino porque como colectivo no tienen representación (excepto la de sus progenitores) y son la parte más vulnerable de la población. Existen tribunales de protección al menor que se hacen cargo en casos de abandono, maltrato o negligencia. Pero ¿qué tribunal defiende a los niños y a las niñas contra la pobreza? ¿Qué tribunal los protege de los políticos y sus intereses?2015-07-14-1436890842-7057197-malnutricininfantil-thumb.jpg

Entremos en cifras. Entre los años 2008 y 2015, el número de niños y niñas afectados por la pobreza infantil aumentó en más de 400.000, alcanzando una cifra muy por encima de 2 millones, llegando a afectar al 40% de la población infantil. Y es que España tiene una de las tasas más altas de la Unión Europea, ocupando el tercer lugar en esta lista negra de los menores afectados por la crisis. Esto no lo dicen partidos políticos con el afán de desacreditar al partido gobernante. Estos informes provienen de estudios realizados por UNICEF. Otra ONG, Save the Children, en su informe “Desheredados” afirma que “los menores de edad en España con menos recursos se han empobrecido cinco veces más durante la crisis que los más ricos, un 32% frente a un 6%”.

En los países con una desigualdad tan marcada (en España los que más ganan lo hacen en proporción 7:1 sobre los que menos ganan), los menores no se libran de la brecha social que supone la diferencia de ingresos en los hogares. Y no solamente en lo que a alimentación se refiere, siendo este quizás el problema más grave, ya que provoca retraso en el crecimiento, tanto físico como intelectual. Esta brecha se extiende también a las relaciones sociales (menores que han perdido amigos al ver que iban a comedores sociales) y a las oportunidades de formación (sus progenitores no se pueden permitir ni el material escolar ni los apoyos extraescolares necesarios en caso de fracaso escolar). Todo esto provoca un daño irreversible para el normal funcionamiento de su futura vida de adultos frente a los que sí tuvieron esas oportunidades en su infancia. Consecuencias que van aumentando en gravedad conforme van acercándose a la edad de adultos y la sociedad ya se desprende de la careta de la condescendencia que les provoca la inocencia de la infancia y les golpea indiscriminadamente.http _o.aolcdn.com_hss_storage_midas_434ab058f92c0a5c8e5caceff52dc1f7_205160481_iStock-585630020.jpg

Lejos de que la lacra de la pobreza infantil haya despertado en los gobernantes la necesidad de hacer frente a esta circunstancia, las medidas necesarias nunca llegaron. Por el contrario. Nuevamente es UNICEF quien nos proporciona datos al respecto, apuntando que, según datos extraídos de la Contabilidad Nacional Anual de España, “la inversión en protección social en familias e infancia se redujo en 11.500 millones de euros entre 2009 y 2015. El conjunto de las políticas de protección social está muy fragmentado, poco orientado a los niños y resulta poco equitativo”

No es exagerado decir que se está cometiendo un “infanticidio” con los menores.  Quizás no se le roba la parte vital, pero si se asesina la infancia y se le niega un desarrollo normalizado en un país supuestamente desarrollado. Recorte de más de 800 euros por menor, inversión de aproximadamente 1 euro por niño o niña en riesgo de exclusión social. El Partido Popular ha conseguido retroceder 10 años en lo que lleva de gobierno en cuestión de inversión en protección a la infancia.

La pregunta que se plantea, llegados a este punto, es ¿por qué el gobierno de un país no invierte dinero en paliar los efectos de la crisis en su colectivo más vulnerable? La respuesta: no hay rentabilidad política. Puede resultar cruel, pero no por ello es menos cierta. Y si no, juzguen por si mismos. Los pensionistas son otro de los colectivos que con la crisis han tenido que soportar congelaciones de pensiones. Pero en cuanto se acercan unas elecciones, estas vuelven a subir. De forma ridícula, pero suben. ¿La razón? Pues que los pensionistas si votan y hay que asegurarse ese voto. Los menores por el contrario no tienen ese “arma” a su favor. Dependen de lo que voten sus adultos. Y por desgracia, éstos son manipulables, se dejan engañar por cantos de sirena.

La falta de moral de los políticos gobernantes de este país les lleva a decidir el reparto de los presupuestos dependiendo de la ventaja política que esto puede suponerles. Mejor subir de forma vergonzosa el presupuesto de Defensa con la excusa de la seguridad del país, amenazado por un “hipotético ataque terrorista” que hacer frente al “terrorismo del hambre y la necesidad” que si es real y se aloja en nuestros hogares. A vista de todos y a cara descubierta.

Mientras que la protección de los colectivos en exclusión de riesgo social dependa de la rentabilidad política, seguiremos teniendo menores que no coman tres veces al día, que no puedan seguir con normalidad las asignaturas escolares por falta de material, que no reciban los tratamientos adecuados a sus padecimientos, que tengan que vestir con prendas donadas por alguna ONG, que dependan de la Solidaridad de los ciudadanos con conciencia y empatía. Cualidades que le faltan a nuestros gobernantes.

Autora: Ani García Pérez

Por un 1€ puedes hacer que sigamos adelante. Pincha el enlace y apoya con #1EuroPorLaMemoria: TEAMING

Anuncios

Acerca de radiorecuperandomemoria

La radio que da voz a la Memoria Histórica
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s