¿PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO O ESTAFA PÚBLICA?

El pasado 4 de abril se presentaron en el Congreso de los diputados los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y por fin podemos ver en qué y cómo se gastarán los políticos el dinero público durante este año de 2017. Un dinero que, en su gran mayoría, lo aportamos todos los ciudadanos con nuestro impuestos. Un dinero que se les entrega para que sea gestionado de forma eficaz y que repercuta de forma positiva en todos los ciudadanos. Que se cubran, en primer lugar, todas las necesidades básicas de la ciudadanía en materia de educación, servicios sociales, sanidad, empleo y prestaciones de desempleo, jubilación, vivienda, cultura y deporte. Que se cubran los gastos administrativos, sueldos de funcionarios, infraestructuras necesarias para el desarrollo de los proyectos dependientes de la administración. Que el país prospere bajo su gestión y que la administración de ese dinero sea la más rentable y eficiente posible.

el-gobierno-se-queda-solo-en-la-aprobacion-de-los-presupuestos.jpg

Al menos, eso es lo que se espera de ellos. Pero un año más podemos comprobar que las intenciones de los gobernantes distan mucho de lo que se supone deben hacer.

No tengo la capacidad de un economista para analizar en profundidad los PGE, pero tampoco hay que ser un experto en finanzas para darnos cuenta de lo que se nos viene encima.

Basta con comprobar algunas de las cifras a las que todo el mundo tiene acceso y veremos que para los que están gobernando (PP) y para aquellos que lo hicieron posible (PSOE y Ciudadanos), la prioridad no es precisamente el bienestar de la ciudadanía.

Entremos en cifras y comparemos. Hay un aumento del 19,1% repartido entre Agricultura, Pesca, Alimentación, Educación, Investigación Civil, Justicia, Pensiones y Sanidad. No suena mal ¿verdad? Pues no. Hasta que empezamos a desglosar y comprobamos que el fomento de la materia prima sube un 0,3%, Educación un 1,7%, Investigación Civil un 4,1%, Justicia un 7,6%, Pensiones un  3,1% y finalmente, Sanidad un 2,3%. Todo lo que se comprende que son necesidades básicas, experimentan un aumento ridículo, sabiendo que ya los presupuestos de 2016 no lo cubrían.

En el otro lado de la balanza encontramos que el gasto para Defensa sube un 32%. Deben haberse tomado muy en serio la petición de Donald Trump a España de aumentar el gasto en Defensa y así lo han hecho. Miedo me da pensar con que intenciones lo han hecho y que puede esconderse detrás de todo. Recordemos que el Ministerio de Defensa antes se llamaba Ministerio de la Guerra. Esperemos no tener que volver a cambiarle el nombre. Y no olvidemos tampoco las nefastas consecuencias que tuvo la participación de nuestro país en la invasión de Irak. No queremos otro 11M. Y no vamos mal encaminados al decir que se dan las mismas circunstancias que entonces: gobierno de derechas en EEUU, el PP gobernando en España y un panorama bélico mundial propicio para que algunos quieran erigirse en los defensores de los valores occidentales.

Ni siquiera las palabras de Mª Dolores de Cospedal, actual ministra de defensa, ayudan mucho a tranquilizar a nadie: “Procuro tener a Dios presente en cada decisión que tomo”. Menudo consuelo. Para continuar diciendo (y se queda tan tranquila): “Lo primero que necesita un país es seguridad. Es más importante que tener asegurado el subsidio de desempleo, la sanidad pública o la educación”. ¿No se le pasa a esta persona por la cabeza que la pobreza y la injusticia social causan más daño que un hipotético ataque terrorista? Con sus propias necesidades cubiertas es muy fácil hacer estas declaraciones. Y la empatía no es precisamente uno de los rasgos que destacan en la personalidad de esta persona. Sirva solamente como ejemplo que siendo aún presidenta de la comunidad de Castilla La Mancha autorizó el cierre de varias plantas hospitalarias dedicadas a la atención de cáncer infantil. Menuda prenda.

cospedal3.jpg

Vayamos ahora a los recortes: 20,6% menos de inversión en acceso a la vivienda y el fomento de la edificación. Aquí podemos diferenciar en dos partes. Quizás la edificación de nuevas viviendas no sea tan urgente, teniendo en cuenta que en España hay miles de viviendas vacías. Unas por no poder ser vendidas, otras por quedarse vacías con los desahucios. Pero si vamos a la parte de acceso a la vivienda, es precisamente ahí dónde las familias españolas necesitan más ayuda para poder acceder a una vivienda en régimen de alquileres sociales, ya que se ha hecho insostenible el pago de las hipotecas para la mayoría de los que se embarcaron en el desarrollo de la burbuja inmobiliaria. Seguramente esto provocará más desahucios, más familias dependiendo de los pensionistas, más miseria.

Pasamos al ministerio de comercio, turismo y PYMES. Aquí el recorte es de un 11%. ¿Qué va a significar esta merma de inversión? Por ejemplo, que el sector del turismo, que aporta un 13% del empleo en nuestro país, que mueve unos 120.000 millones de euros (el 11% del PIB) posiblemente no pueda seguir ofertando los mismos puestos y eso se traducirá en aumento del desempleo.

En la parte concerniente a comercio y PYMES, las ayudas para la sostenibilidad del autoempleo y de la pequeñas empresas, si hasta hoy funcionaban mal, tarde y de forma desigual, pues con este recorte puede provocar el cierre de muchas de ellas, volviendo al mismo fin, el aumento del desempleo, la menor aportación a la Seguridad Social y agrandar el agujero ya existente en la caja de las pensiones.  Y es que todo está cohesionado. Si no hay ingresos en las arcas públicas no se puede garantizar la cobertura de pensiones, prestaciones de desempleo o asistencia social. Y ese es el camino que llevan muchos autónomos y pequeñas empresas. En 2013 lanzaron como panacea universal la tarifa plana para autónomos, en la cual los nuevos emprendedores comenzaban pagando 50€ al mes a la Seguridad Social. Este importe iba subiendo gradualmente cada seis meses hasta alcanzar la cuota total mensual. ¿Qué ha ocurrido? Pues que eso fue pan para hoy y hambre para mañana. Muchos de los nuevos emprendedores no pudieron hacer frente a los altos pagos y tuvieron que cerrar. Los que han aguantado un poco más, ahora correrán la misma suerte porque no podrán contar con esas ayudas necesarias para poder sobrevivir en tiempos de vacas flacas. Y las PYMES más de lo mismo, no podrán mantener a sus trabajadores ya que desaparecen las ayudas que hasta el momento les mantenían a flote, a ellos y a las familias que dependen del trabajo que podían ofrecerles.

Desempleo: recorte del 6,6%. Ya en los últimos años muchos parados de larga duración agotaron todas las prestaciones por desempleo a las que tenían derecho. Pues con este recorte, este número crecerá aún más. Hay menos dinero destinado a garantizar una prestación que les permita poder sobrevivir. El gobierno alega que ya no son necesarias tantas prestaciones porque el empleo ha crecido. Supuestamente. Pero si miramos un poco más arriba, esos autónomos y empleados de PYMES que pronto pasarán a engrosar la lista del paro ¿tendrán que cobrar sus prestaciones, no? más precariedad, más pobreza nacional. Si a esto le añadimos el enorme bocado que se lleva la gestión y administración de la Seguridad Social con un recorte del 31,62%, nos podemos imaginar que la cobertura de atención a este sector será una de las que más precariedad presentará.

“La Seguridad Social de España es el principal sistema de protección social del Estado. Su finalidad es garantizar unas prestaciones sociales concretas e individualizadas, para hacer frente a determinadas contingencias que pueden situar a la persona (y a quienes dependan de ella) en situación de necesidad.”

Está claro lo que nos espera.

Siguiendo en la misma línea, empleo y Seguridad Social tendrán este año un 15,5% menos de presupuesto con respecto al ejercicio anterior. Recortes para el desempleo, pero también para el empleo. Eso significa que si no tienes trabajo, no cobrarás prestación alguna, pero que tampoco se van a esforzar mucho por crear nuevos empleos para que puedas buscarte la vida. Si a esto le sumamos que las pensiones solamente tendrán un aumento presupuestario del 3,1%, que los sueldos de los empleados públicos no experimentan mejoras, el poder adquisitivo en general volverá a bajar y que se prevé que lo hará en un 10% en los próximos 5 años. Mas negocios que se hunden, más paro, más precariedad.

Infraestructuras sufre un recorte del 10,9%. Dentro de este apartado están incluidos los centros educativos, centros médicos, centros de atención temprana…Esto provocará que nuestros hijos tengan que seguir acudiendo a aulas masificadas, colegios en estado ruinoso, masificación de centros de salud con la consecuente deficiente atención, falta de infraestructura para la atención temprana de niños y niñas con necesidades especiales. Pero eso parece no preocuparle lo más mínimo a nuestros gobernantes. Lo mismo que la merma de los gastos en educación y becas.

La financiación por parte del gobierno de las Comunidades Autónomas no corre mejor suerte. Todas sufrirán recortes, excepto Canarias. Unas más que otras. Las más castigadas son Galicia, Castilla y León, Asturias y Andalucía con un recorte del 30%.

A todo esto hay que sumarle que nuevamente la partida para el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica se queda a cero. Nada. Un año más el PP se permite incumplir una ley que está aprobada y que ya estaba en marcha.

Igualmente cero euros para la puesta en marcha del pacto de estado contra la violencia de género, demostrando que les importa bien poco terminar con esta lacra y que el estado hiperpatriarcal sigue tan vigente como hace 40 años.

biograficas_princesa_1.jpg

Pero la ironía de estos presupuestos llega con la subida del 1% del sueldo del presidente del gobierno y de todos sus ministros por segundo año consecutivo, mientras se permiten en España empleos con sueldos de miseria que rayan en la esclavitud laboral. Mariano Rajoy percibe a partir de ahora 79.756 € anuales, a razón de 6.646 € mensuales. Pero el gasto social sigue bajando y el famoso “Estado del Bienestar” sigue siendo minimizado.

Seguimos con la cantinela de que tenemos que apretarnos el cinturón, pero la reforma fiscal aprobada por el PP premia a las renta más altas y a las grandes empresas 18.000 millones de euros con el levantamiento de impuestos. Recortes en gastos y bajada de impuestos a los ricos. Este es el resumen de estos Presupuestos Generales del Estado para el 2017.

Ahora solamente falta que estos presupuestos se aprueben.  El PP necesita 176 votos a favor o que alguien se abstenga. Si esto ocurre ¿alguien se aventura a decir de donde vendrá esa abstención?

Lo que está claro es que una vez más han demostrado que en vez de gestores del dinero público son unos mercenarios que se venden al mejor postor. En este caso es el Fondo Monetario Internacional, la Troika que les impone los recortes y el feroz e insaciable capital que mueve los hilos de la política nacional.

Autora: Ani García Pérez

T2 – 13 #RmSupervivientesDelJarama  Ir a descargar

Por un 1€ puedes hacer que sigamos adelante. Pincha el enlace y apoya con #1EuroPorLaMemoria: TEAMING

Anuncios

Acerca de radiorecuperandomemoria

La radio que da voz a la Memoria Histórica
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO O ESTAFA PÚBLICA?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s