La indignación social carece de expresión política

De escándalo en escándalo, sin que aparentemente pase nada: esa parece ser la rutina política de la sociedad española de nuestros días, con un gobierno minoritario apoyado en la izquierda y unos sectores obreros y populares desmovilizados por sus mismos dirigentes.

imagen3.jpg

La corrupción política e institucional no es un asunto meramente español, aunque aquí adquiera por momentos un nivel de grave peligro para los partidarios del mantenimiento del régimen, un nivel de gota que amenaza con desbordar el vaso.

El efecto inmediato de las políticas de Trump sobre Europa y su aliada, la Corte del Reino de España, vienen a extremar las condiciones de guerra comercial y de divisas, de gastos militares contra las inversiones sociales.

La corrupción institucional anima los negocios especulativos y las políticas de crisis. Los grandes bancos y empresas del Ibex 35 aumentaron el pasado año sus beneficios un 30%, y ello sin crecimiento económico de ningún tipo. Se trata del milagro de la especulación. Las grandes empresas y bancos españoles que compiten con éxito en el mercado internacional de capitales, como es el caso de las que realizan el AVE a la Meca, las del Canal de Panamá, o las 7.000 tiendas de la multinacional gallega de la moda, no lo podrían hacer si no gozaran de las ventajas, privilegios y corruptelas de todo tipo que gozan en nuestro país, lo que les permite competir en el exterior con las mejores condiciones. Mientras tanto, los salarios y las pensiones, la protección social en España es de las peores de Europa.

crisis.jpg_1718483346.jpg

En titulares de primera página el diario El País afirma: La UE reconoce su fracaso ante la peor crisis de la posguerra. Como hace Trump en los EEUU, las autoridades de Bruselas preparan un plan de persecución y detención de millones de trabajadores inmigrantes para llevar a cabo grandes deportaciones. Al grito contra las deportaciones de millones de latinoamericanos de “¡Todos somos México!”, hay que unir en nuestras sociedades el de “¡Todos somos inmigrantes!”, defendiendo firmemente aquello que afirmamos frente a todos los planes de persecución y represión: “¡Nativa o extranjera, la misma clase obrera!.

Si comparamos la crisis política y la corrupción institucional española con los procesos de descomposición de nuestra vecina Francia -por poner solo un ejemplo-, nos encontramos con que los gobernantes de la izquierda oficial, y el presidente Hollande en persona, se niegan a presentarse a las elecciones presidenciales por el descontento y rechazo popular que han causado sus políticas, mientras que los candidatos de la derecha son imputados, uno tras otro, por presuntos casos de corrupción política. Es el caso de Fillón: el candidato de la derecha francesa está acusado de “delitos de extorsión de fondos al Estado”, por los sueldos indebidos de unos 900.000 euros cobrados durante años tanto por su mujer como por sus hijos. A dos meses de las elecciones presidenciales en Francia, Fillón adopta la postura de víctima de los jueces, acusándoles de un intento de “asesinato político” contra su persona …, y, pese a todo, amenaza con su candidatura: Mi persona no tiene ninguna importancia. Lo único importante es Francia y el respeto del único programa capaz de evitar la catástrofe del triunfo de la extrema derecha. La candidata de la extrema derecha, que se aúpa sobre el giro internacional del capital que representa el Brexit y de la llegada de Trump a las Casa Blanca, se ve imputada también por delitos relacionados con la exaltación de la violencia política.

La corrupción es un síntoma regresivo del agotamiento del sistema capitalista, que adquiere todo tipo de tonalidades y colores distintos, en función de los procesos de crisis de cada país, de los desarrollos de la lucha de clases que es nacional en su forma.

abc-2001--644x300.jpg

Las recientes decisiones judiciales en España, que han venido a manipular las acusaciones de corrupción política e institucional, absolviendo o disminuyendo las condenas solicitadas, impidiendo la entrada en la cárcel de estos personajes miembros de las principales familias franquistas en el poder (y entre los más altos personajes de la Corte), han provocado una oleada de fondo de gran indignación social. Pero esa indignación carece de expresión política.

La herencia del franquismo y de la dictadura es una de las claves para entender la impunidad de la que gozan las principales familias franquistas. España no es diferente en lo que a corrupción por arriba se refiere; España es otra cosa, aunque esté inmersa como todos los demás estados en los procesos de crisis económica y de dominación internacional del capital.

La baja confianza política en las instituciones y en los partidos cómplices del régimen, la aspiración a la autodetermiación de amplios sectores de las naciones históricas, la evidencia de que las principales corruptelas y crímenes del franquismo se tapan con la impunidad de Estado, es una experiencia política que no se puede desechar.

Ayudar a que la indignación social y de clase se pueda expresar libre y masivamente es la condición del éxito de todas las luchas y aspiraciones. Desde lo más profundo de los sectores sociales explotados y oprimidos de nuestra sociedad, hay que facilitar los procesos de reorganización, de lucha decidida por la unidad contra el régimen. El eje de la lucha no es otro que el de las reivindicaciones sociales por instituciones políticas que respondan a la voluntad de la mayoría.

Fuente: http://elespacioindependiente.wordpress.com/

Recuperando Memoria T2-11 #RMFeminismo  Ir a descargar

Por un 1€ puedes hacer que sigamos adelante. Pincha el enlace y apoya con #1EuroPorLaMemoria: TEAMING

Anuncios

Acerca de radiorecuperandomemoria

La radio que da voz a la Memoria Histórica
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s