La Matanza de Vitoria

“Que desalojen por las buenas; si no, a palo limpio, cambio”

“Te puedes imaginar cómo está la calle y cómo está todo. ­¡Muchas gracias, eh! ¡Buen servicio! ­Dile a Salinas, que hemos contribuido a la paliza más grande de la historia. ­Aquí ha habido una masacre. Cambio. ­De acuerdo, de acuerdo. ­Pero de verdad una masacre

1456948454_342504_1456950395_noticia_normal.jpg

Las frases anteriores corresponden a fragmentos de la transcripción radiofónica de alguno de los responsables de una de las mayores matanzas que se produjeron en la Transición española. Toda una confesión involuntaria que supone ya una prueba histórica irrefutable del ambiente político de aquellos años. Esta vez no se trataba de atentados terroristas responsabilidad de ETA o de comandos ultraderechistas incontrolados sino de miembros de las fuerzas de seguridad del estado cargando contra obreros en huelga. Un bloody sunday (domingo sangriento) pero en la Iglesia San Francisco de Asis de Vitoria. Fue un miércoles 3 de marzo de 1976 y no habían transcurrido aún cuatro meses de la muerte del dictador. Era por aquel entonces ministro de la Gobernación, el equivalente a la actual cartera de Interior, Manuel Fraga Iribarne quien se encontraba el día de los hechos en Alemania para entrevistarse con Willy Brandt. En sus funciones le sustituía Adolfo Suárez y se trató, junto con la matanza de los abogados laboralistas de Atocha, del mayor atentado contra la clase obrera de la transición.

Decir que el año 1976 y los inmediatos posteriores fueron de gran convulsión social y de lucha obrera no es descubrir nada nuevo. Tras la muerte de Franco el ansia de democracia y de derechos y libertades aumentaba a la par que el miedo del régimen a perder el control de la situación política. Los decretos de congelación salarial de noviembre de 1975 que establecían un techo que recortaba aún mas las condiciones de trabajo conllevó en enero a una serie de huelgas y manifestaciones en Euskadi y el resto del Estado. Distintos sectores como el de la construcción y el del metal ya se movilizaron en Madrid sobre todo durante el mes de diciembre y enero y el 3 de marzo culminó en una tercera exitosa huelga general en Vitoria.

Vitoria fue una zona caliente toda aquella jornada y los enfrentamientos de los piquetes y la policía comenzaron desde primera hora de la mañana. A las cinco de la tarde había convocada una asamblea informativa en la la citada iglesia que fue rápidamente rodeada por los “grises” conscientes de lo que allí estaba sucediendo. Dentro, varios cientos de personas se dieron cita con la intención de participar en la asamblea hasta el punto de que abarrotaron el templo.

56c6279e7feb6.jpg

Lo que se fraguó desde los mandos policiales quedó, como hemos explicado, documentalmente grabado mediante las conversaciones por radio de la policía de las que se hacen eco varios documentales y medios en la red. Sin embargo y pese a la claridad de las pruebas a día de hoy ningún responsable ha sido juzgado siquiera. Los antidisturbios arrojaron dentro el templo varios botes de gases lacrimógenos. Con la puerta principal de la iglesia como única salida e intoxicados por los gases la gente se vio obligada a salir a la fuerza. Fue entonces cuando sucede la tragedia. Más de mil disparos aproximadamente que arrojaron un resultado de ciento cincuenta personas heridos y cinco muertos.

Pedro María Martínez,  27 años, y Francisco Aznar, de 17 Romualdo Barroso, de 19.  José Castillo, de 32 años, y Bienvenido Pereda, de 30. Estos dos últimos murieron en los días posteriores a consecuencia de las heridas de bala.

El sangriento resultado no fue óbice para que terminaran las movilizaciones en todo el Estado. Todo lo contrario, se incrementaron. No habían pasado ni 24 horas cuando en Tarragona caía abatido Juan Gabriel Rodrigo. Cuatro días después otro joven, Vicente Antón Ferrero de 18 años,  moría de un disparo en la cabeza en Basauri durante una manifestación reprimida por la Guardia Civil. El 5 de mayo y nuevamente en Vitoria otro chico moría de un disparo policial al intentar retirar el coche de su propiedad de una barricada.

Los funerales por los obreros asesinados paralizaron la capital alavesa. La homilía que se iba a leer, consensuada por varios sacerdotes vascos, fue censurada en parte por el obispo de Vitoria Francisco Peralta.

3 de marzo.png

Insistimos que hasta la fecha ningún mando policial ni político alguno ha sido juzgado por su actuación en lo sucedido. Merced a la querella argentina por los crímenes franquicias la magistrada María Servini solicitó oficialmente a España, en el transcurso de la instrucción del caso, la extradición de Rodolfo Martín Villa como presunto responsable en la matanza de Vitoria. Por supuesto el gobierno de Mariano Rajoy denegó la extradición al igual que otros imputados como el torturador Billy el niño.

Cuarenta y un años han transcurrido y los familiares siguen esperando reparación y justicia. Una justicia que se les niega como a tantas otras víctimas del franquismo y la transición. Es poco probable que llegue el día en que se les juzgue, cada vez quedan menos responsables vivos de aquellos atrocidades pero no caerán en el olvido ni sus víctimas ni sus verdugos. Quienes tenemos memoria mantendremos su recuerdo y su dignidad presentes cada aniversario.

Autor: Jordi Pedrosa

Recuperando Memoria T2-11 #RMFeminismo  Ir a descargar

Por un 1€ puedes hacer que sigamos adelante. Pincha el enlace y apoya con #1EuroPorLaMemoria: TEAMING

 

 

Anuncios

Acerca de radiorecuperandomemoria

La radio que da voz a la Memoria Histórica
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La Matanza de Vitoria

  1. Pingback: Cultura con memoria: “Campanades a Morts” de Lluis Llach. | RECUPERANDO MEMORIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s