Los niños robados del franquismo.

robados

Esta semana nos encontramos con que Amnistía Internacional ha presentado una querella por un bebé robado durante el franquismo y que nos lleva hasta Méjico. Presuntamente en 1968 una niña fue entregada a una familia mejicana en Madrid y a partir de ahí la niña vivió como Ligia Ceballos Franco en Méjico, ignorando su verdadera procedencia hasta que, hace ahora 15 años, le contaron que era adoptada y que la habían “conseguido” en Madrid. Desde entonces ella ha querido saber la verdad  y las indagaciones la llevan a pensar que en realidad podría ser María Ortiz Ramírez, nacida el 29 de mayo de 1968.

Toda esta trama fue orquestada entre el arzobispado de Yucatán en Méjico y el Arzobispado de Madrid, presidido en aquella época por Monseñor Casimiro Morcillo González, y con el consejo que cuando llegasen a Méjico quemaran toda la documentación de la pequeña y la inscribiesen en el país sudamericano como hija biológica nacida en su país. Este proceder hace pensar más que nunca que la adopción no fue llevada a cabo legalmente, sino que fue uno de los miles de casos de niños robados durante el franquismo.

Amnistía Internacional se persona en esta querella en Méjico ya que según sus propias palabras “este caso reviste las notas características de una desaparición forzada como crimen de derecho internacional” y debido a que en España, de todas las denuncias interpuestas por robos de bebés, ninguna ha llegado de momento a juicio. Es más. Está demostrado que por el contrario, el Gobierno y la Justicia española obstaculizan en la medida de lo posible las investigaciones.

Mucha gente pensará que las desapariciones de niños y niñas en España se dieron principalmente durante la contienda bélica o en los primeros años de la represión  tras la victoria fascista. Pero casos como el de esta mujer demuestran que esto ocurrió mucho más allá en el tiempo y que realmente se extendió hasta los años 80, inicialmente con motivo ideológicos, el exterminio de unas ideas políticas y más tarde llevados a cabo por una trama mafiosa que seguía pensando que podían jugar a ser Dios y se veían con el derecho de decidir si una madre era digna o no de criar a su hijo o hija. Y en no pocos casos, por no decir todos, la iglesia ha jugado un papel primordial al ser el pilar de confianza del fascismo y autoerigirse en jueces sobre la vida de inocentes criaturas.

ninos

En los años en los que se desarrolló la Guerra Civil y tras finalizar esta, muchas mujeres que habían militado en el bando republicano (o no, simplemente bastaba con una denuncia malintencionada o ser madre, hija, hermana o esposa de un miliciano) fueron encarceladas durante muchos años o condenadas a muerte. Muchas de estas mujeres estaban embarazadas. Las condenadas a muerte se las mantenía vivas hasta dar a luz. Tras el alumbramiento se las ejecutaba y el bebé en vez de ser entregado a la familia, desaparecía convenientemente, siendo entregado a familias “de orden” y afectas al régimen. De esta forma se erradicaría la semilla de las ideas republicanas al ser estos niños “educados en ley de Dios y acorde a las ideas fascistas”.

Las que no estaban condenadas a muerte, tenían a sus hijos en las cárceles donde no podían estar más allá de haber cumplido los 3 años. Si llegaban a cumplirlos debido a la insalubridad de las cárceles y la escasa y mala alimentación que recibían. Una vez cumplido los tres años, estos niños tampoco se entregaban a sus familias en la mayoría de los casos. Se les enviaba a una institución creada por el franquismo, llamada Auxilio Social.

A esta institución también venían a parar los niños reclamados por el régimen al extranjero. Niños que habían sido enviados fuera de España por sus padres para  ponerles a salvo de la guerra y que posteriormente fueron utilizados como propaganda política. La mayoría de los familiares de estos niños fueron declarados como desaparecidos por lo que el régimen se hacía cargo de ellos.

A partir de ahí comenzaba un adoctrinamiento afín a sus ideas con el único fin de cortar toda vinculación de estos niños y niñas con sus familias republicanas y evitar así futuros opositores a su doctrina fascista.

Nunca se conocerán las cifras exactas de los niños robados por el franquismo. Se supone que podrían llegar a los 300.000  en España hasta el momento se han presentado algo más de 2000 denuncias. Una menudencia comparado con la cifra de desaparecidos.

Además de separar a los niños y niñas de sus familias y sus ideas, este proceder tenía otra misión encubierta, la de castigar de forma contundente a las mujeres por atreverse a pretender estar al mismo nivel cultural, político e intelectual de los hombres y querer ser consideradas ciudadanas de pleno derecho que no tenían que estar tuteladas por un hombre.

Según las palabras del psiquiatra Antonio Vallejo-Nájera, Jefe de los Servicios Psiquiátricos Militares, expuestas en obras como “Eugenesia de la Hispanidad y Regeneración de la Raza”, haciendo gala de su misoginia y asegurando que “cuando desaparecen los frenos que contienen socialmente a la mujer (…) entonces se despierta en el sexo femenino el instinto de crueldad (…) que no queda satisfecha con la ejecución del crimen sino que aumenta durante su comisión”.

enfermeras

Vallejo-Nájera concluye que “el marxismo es una enfermedad y en nuestras manos está en gran parte su tratamiento”, arrancando de las manos y de la influencia de sus madres republicanas a la nueva generación y adoctrinarla bajo los principios fascistas del régimen de Franco.

Si triste es pensar en todo lo ocurrido a lo largo de más de 40 años, más indignante es aún ver cómo en un estado democrático se obstruye la posibilidad de indagar sobre estos casos, devolverles por lo menos a los niños robados su verdadera identidad, ya que en la mayoría de los casos la reunificación de las familias no es posible porque muchos de los padres ya fallecieron, bien bajo las armas asesinas de los “vencedores” o bien por el paso del tiempo.

Los que aún siguen vivos tienen el derecho de saber dónde se encuentran sus hijos e hijas y ellos de conocer a sus padres biológicos y saber de dónde proceden.

PORQUE FUERON, SOMOS. PORQUE SOMOS, SERÁN.

Autora: Ani García Pérez

Escucha aquí el último programa de Recuperando Memoria:

Recuperando Memoria T2-10 #RmMemoriaCanaria:

Ir a descargar

Por un 1€ puedes hacer que sigamos adelante. Pincha el enlace y apoya con #1EuroPorLaMemoria: TEAMING

Anuncios

Acerca de radiorecuperandomemoria

La radio que da voz a la Memoria Histórica
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s