El banco “bueno”

La directora del Banco de ADN de la UPV ( Universidad Pública Vasca), Mariam Martínez de Pancorbo avanzó a finales de este enero  que se va a iniciar una campaña de recogida de ADN de familiares de desaparecidos en la Guerra Civil. En una intervención concedida al espacio Boulevard Magazine ha recordado que la mayor parte de los restos que se han ido exhumando no han podido ser identificados. Además ha agregado que cuanto más tiempo pase más dificulta la identificación   “ ya que muchas veces hablamos de gente joven que murió sin descendencia y cuyos posibles familiares cada vez estén más alejados”.

banco-de-adn.jpg

Durante los últimos años estamos asistiendo a iniciativas por parte de  distintas comunidades a crear Bancos de ADN para una futura identificación de asesinados en la Guerra Civil y el franquismo. Una de las pioneras fue la Universitat de Barcelona (UB) que empezó a funcionar en 2011 aunque hasta el 2013 no empezó a tener difusión. El julio de 2016 el presidente de la Asociación para la Memoria Histórica Manel Perona pide prioridad para la exhumación de las  373 fosas comunes existentes en Cataluña donde se estima que puede haber unos 4700 desaparecidos. A esta iniciativa se suma la UB recopilando muestras de sangre de los familiares de los desaparecidos.

Otras comunidades como Andalucía o Navarra se sumaron en 2016 a la creación de estos bancos.

Navarra se puso en marcha el octubre pasado haciendo especial hincapié en la identificación de las victimas exhumadas en el cementerio de las botellas del Fuerte San Cristobal que en su mayoría pertenecían a Castilla la Mancha ( Segovia ) y al resto de exhumaciones donde no se tienen documentos relacionados con los asesinatos como es el caso de las simas.

En el caso de Andalucía está por ver, aunque existe una iniciativa por parte del Centro Genyo dirigido por el catedrático de Medicina Legal José Antonio Lorente que ha firmado un acuerdo con la Consejería de Salud y la Universidad de Granada.

Una de las últimas propuestas ha sido en Asturias donde Concha Masa, portavoz adjunta de IU, insta al Consejo de Gobierno a dirigirse al Gobierno del Estado a fin de que impulse una iniciativa legislativa que garantice la efectividad del derecho a la Verdad, Justicia y Reparación con la localización, exhumación e identificación de las víctimas , la creación de un Banco de ADN, la desclasificación de archivos diplomáticos, militares y de inteligencia hasta el comienzo del régimen democrático, la anulación de las sentencias dictadas por motivos políticos por los tribunales militares y/o civiles y la  anulación de la Ley 46/1977, de 15 de octubre, de Amnistía.

1288110760457silva_chat.jpg

El Banco de ADN es una batalla contra el tiempo y contra las administraciones. Ante la imposibilidad de abrir todas las fosas comunes o lugares de enterramiento  que se encuentran diseminadas por todo  nuestro territorio, que según Emilio Silva (ARMH) se podrían estimar en unas 3000, aunque él reconoce que jamás sabremos el número exacto, lo que se debería hacer es recoger muestras de los familiares más cercanos para que el día que se puedan abrir poder cruzar los datos e identificar los cuerpos. Para ello es necesario contar con profesionales como forenses, antropólogos, laboratorios de genética forense, etc…..

Parece que esta iniciativa está siendo impulsada por la querella argentina a la cual van llegando las primeras muestras de ADN como es el caso de Inés García Holgado que fue la primera en entregar muestras del ADN de su padre allá por 2014.

fotografias-desaparecidos-franquismo-efe_ediima20130924_0683_4

Además, hay que tener en cuenta que muchos de los asesinatos por parte de los sublevados no están documentados. Al principio de la Guerra Civil, al entrar en los pueblos y ciudades, muchísimas  víctimas quedaban en las cunetas y no se hacía ningún esfuerzo de identificación. Más tarde los franquistas  quisieron  legalizar lo que hacían o mejor dicho dar imagen de legalidad y a partir de 1940 se creo la Causa General invitando a que cada cada uno denunciara a sus vecinos y así se pudo obtener una cifra aproximada de 50.000. Sin embargo, debemos reconocer que en cada lugar se actuó de una manera distinta y que este recuento es inexacto ya que si había diferencia entre el lugar de procedencia y el de la muerte se contabilizaba dos veces.

Uno de los casos más conocidos por ser el primero y porque abrió una puerta a la esperanza fue el caso de Emilio Silva, ahora presidente de la ARMH, que en el año 2000 comienza una campaña para identificar los restos de su abuelo. Silva contrató a biólogos, antropólogos y otros investigadores los cuales hicieron una investigación en los registros históricos, dando con una fosa común en Priaranza del Bierzo compuesta de 13 cuerpos. Al año siguiente se cotejaron los datos del ADN de Emilio y coincidieron con algunos de los restos.

Antropólogos y científicos forenses están dando esperanza a los familiares de las víctimas de la guerra y la represión desafiando al “ pacto del olvido” de este país.

Autora: Nanny García

Por un 1€ puedes hacer que sigamos adelante. Pincha el enlace y apoya con #1EuroPorLaMemoria: TEAMING

Anuncios

Acerca de radiorecuperandomemoria

La radio que da voz a la Memoria Histórica
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s