Diez novelas esenciales. Guerra civil y franquismo

ErnestHemingway

Una de las principales formas por la que se ha transmitido la memoria histórica es la literatura. Tras la Guerra Civil, fueron cientos los artistas, escritores, y poetas, que huyeron de la represión del franquismo al exilio. Y muchos de ellos escribieron sobre sus vivencias y sus experiencias fuera de su país. Llegada la Transición, y después la democracia, son muchos los novelistas que se han interesado por este período histórico, tanto por la guerra como por la dictadura franquista. Y no sólo en nuestro país, sino también en el exterior.

También muchos otros escribieron durante el conflicto sus vivencias personales en la guerra. Coincidiendo con la Feria del Libro de Madrid (una de las más importante a nivel europeo y mundial) queríamos recomendaros una serie de novelas para leer y comprender mejor este periodo de nuestro país.

1- “El verano corto de la anarquía”, por Hans Magnus Enzensberger

anarq

Esta novela, escrita en los años sesenta, es una biografía del revolucionario anarquista Buenaventura Durruti, líder de la CNT en los años treinta. Formó parte de la resistencia al Golpe de Estado en Barcelona en 1.936 y lideró una columna para la defensa de Madrid. Su muerte, que se produce en extrañas circunstancias, es una de las partes fundamentales de este libro, donde se debate sobre como murió. Una novela que cuenta la vida de Durruti, pero que es una radiografía del anarcosindicalismo durante la II República y la Guerra Civil.

2- “El vano ayer”, por Isaac Rosa.

vano

En plena agitación universitaria de los años sesenta, un viejo profesor se ve implicado en un confuso incidente que provoca su expatriación. La reconstrucción de su peripecia saca a la luz la inexplicada desaparición de un estudiante. Hasta aquí, podría parecer un mero retrato de la represión franquista. Sin embargo, los testimonios de reprimidos y represores, víctimas y beneficiarios del régimen, en constante diálogo con el lector —y con el autor mismo— sitúan la controversia sobre la memoria en un infrecuente lugar: la memoria no es aquí respuesta, sino la única pregunta válida. Gran novela para entender la represión policial en el tardofranquismo.

3- “Las tres bodas de Manolita”,  por Almudena Grandes.

bodas

Ambientada en el Madrid inmediatamente posterior al fin de la Guerra Civil española, narrada indistintamente en primera y tercera persona, relata la historia de Manolita Perales García, y las calamidades a las que debe hacer frente tras la finalización del conflicto. Su madrastra encarcelada y su padre fusilado, la joven tiene que sacar adelante a su hermana Isabel y a sus hermanastros. En esa tesitura su hermano Antonio, prófugo de la justicia y escondido la embarca en una peligrosa aventura.

4- “Autobiografía del general Franco”,  por Manuel Vázquez Montalbán.

biogra

Marcial Pombo, un viejo y oscuro escritor, recibe de un editor el encargo de escribir una biografía de Franco narrada en primera persona. Pombo acepta el encargo, pero según va escribiendo, no puede evitar contrastar, primero con prudencia, después ya con descaro, la versión del dictador con la suya propia. Esta obra es, pues, una doble autobiografía: la apócrifa de Franco, en la que sin quererlo, aparece como un ser frío, mezquino, estrecho de miras, desconectado de la realidad, y la de Marcial Pombo, su contrapunto, que muestra la violencia, la miseria y la manipulación histórica que ejerció el régimen del general. A caballo entre ensayo histórico y ficción novelesca, Manuel Vázquez Montalván ha llevado a cabo un estudio exhaustivo y excelentemente documentado, pero también emotivo y apasionante sobre uno de los personajes más turbios de nuestros pasado histórico.

5- “Homenaje a Cataluña”, por George Orwell.

catalu

Orwell estuvo como miliciano del POUM en Cataluña desde el 26 de diciembre de 1936 hasta el 23 de junio de 1937, durante la Guerra Civil, y muestra la represión de la que fueron objeto los militantes del POUM por parte de los sectores estalinistas del gobierno republicano.

En ella, Orwell narra su llegada a una Barcelona que bulle en los últimos días de 1936 en la revolución libertaria, expresando su admiración por la misma en largos párrafos de su texto, con el fin de integrarse a una unidad combatiente del POUM y evitar integrarse como miliciano en las Brigadas Internacionales (con cuyo liderazgo mayormente comunista no simpatizaba Orwell).

6- “Fosa común”, por Javier Pastor.

fosa

Fosa común, alude al lugar del olvido y la injusta arbitrariedad de la memoria. Empieza en los años de la transición española con la narración limpia, cercana y divertida de Jaime Arzain, un adolescente en trance que descubre el amor, el sexo, la amistad, la música o la literatura en una ciudad de provincias castrense mientras el país asiste al desmoronamiento del franquismo, las primeras elecciones constituyentes y los constantes atentados de ETA en un ambiente de miedo, esperanza y desconcierto.

Años después, un Arzain maduro vuelve a esa ciudad enterrada para dialogar con las sombras de su pasado, evocando las ruinas de un mundo perdido y enfrentándose a aquel período de su vida recobrado y defraudado al mismo tiempo, como si toda la experiencia cobrara inesperadamente una naturaleza póstuma.

Finalmente, el propio autor lleva a cabo una exhaustiva y absorbente investigación del caso que ha asomado a lo largo de toda la novela sin llegar nunca a detallarse: el asesinato en 1975 de una madre y sus cuatro hijos a manos del padre de familia, capitán del ejército.

7- “¿Por quién doblan las campanas?, por Ernest Hemingway.

campana

La trama se desarrolla en España durante la Guerra Civil Española, y se articula en torno a la historia de Robert Jordan, un profesor de español oriundo de Montana, que lucha como especialista en explosivos en el lado republicano. El general Golz le encarga la destrucción de un puente, vital para evitar la contraofensiva del bando nacional durante la Ofensiva de Segovia.

8- “Los girasoles ciegos”, por Alberto Méndez.

girasoles

Es una novela compuesta por cuatro relatos: “Si el corazón pensara dejaría de latir”, “Manuscrito encontrado en el olvido”, “El idioma de los muertos” y “Los girasoles ciegos”. En la obra los personajes se entrecruzan en los relatos, dando continuidad a la novela entre las historias.

9- “Los surcos del azar”, por Paco Roca.

surcos

A través de los recuerdos de Miguel Ruiz, republicano español exiliado en Francia, Paco Roca reconstruye la historia de La Nueve, una compañía a las órdenes del capitán Dronne integrada en la segunda división blindada del general Leclerc, y formada mayoritariamente por republicanos españoles. Una historia apasionante y olvidada sobre la contribución española en la Segunda Guerra Mundial.

10- “Soldado de Salamina”, por javier Cercas.

soldado

En el verano de 1994, el escritor Rafael Sánchez Ferlosio, hijo de Rafael Sánchez Mazas, personaje alrededor del cual gira la novela, fue a dar unas charlas a la Universidad de Gerona, donde trabajaba Javier Cercas. Cercas había escrito por aquellos días un artículo para El Punt, un periódico local, mencionando la relación de Sánchez Ferlosio con Sánchez Mazas, a quien había leído bastante.Cercas se fascinó con la historia de Sánchez Mazas, y notó que cuando se la contaba a sus amigos, a éstos también les gustaba. Así, se animó a escribir esta obra.

Ir a descargar

Autor: Pablo Alcántara @PablodeVilla17

Únete a nuestro grupo: TEAMING

 

Anuncios

Acerca de radiorecuperandomemoria

La radio que da voz a la Memoria Histórica
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s